editor@latinonewspaper.net | 24-Jun-2021 06:46:36 pm

2020 no fue benigno con los inmigrantes.

El gobierno de Trump intentó detener la inmigración en todas sus formas y se afectaron los inmigrantes mas pobres y de más necesidad.

Escrito el 01 Ene 2021
Comment: Off

2020 no fue benigno con los inmigrantes.


El gobierno de Trump intentó detener la inmigración en todas sus formas y se afectaron los inmigrantes mas pobres y de más necesidad.

El 2020 es último año del presidente Donald Trump y de la odiada política de ‘tolerancia cero’ que deja una profunda herida en el sistema migratorio de Estados Unidos.

Se puede concluir que el gobierno de Trump intentó detener la inmigración en todas sus formas. Usando tácticas de intimidación y miedo impuso nuevas prohibiciones, redadas, arrestos y deportaciones, y finalizó de la misma manera.

Los tribunales de justicia fueron la única barrera de contención en una ola de miedo inhumano que afectó mas que nada los mas pobres de los inmigrantes.

Las cortes detuvieron el gobierno de Trump que a golpe de memorandos y órdenes ejecutivas, una estrategia que le ha permitido cambiar la interpretación de las leyes de inmigración sin la autorización del Congreso.

Abogados y activistas dieron sus opiniones respecto a cuál y cuáles fueron los impactos y las medidas migratorias más severas adoptadas por el gobierno en el 2020.

“Es la pregunta del millón”, dice Lilia Velásquez, profesora adjunta de la facultad de leyes de la Universidad de California en San Diego. “Hubo tantos que, pienso que uno de ellos, el de mayor impacto, es la nueva regla de carga pública. Eso ha descalificado y va a descalificar a muchas personas”.

En segundo lugar, Velásquez cita “todo lo que ha sucedido con el sistema de asilo. Eso impactó mucho y se agravó todavía más con el cierre de las fronteras a causa de la pandemia. Ahora ya no hay asilo para nadie”.

Tras una pausa, agrega: “estas dos cosas, la nueva regla de carga pública y el desarme del sistema de asilo son las peores cosas sucedidas en el 2020. El impacto de esta política de `tolerancia cero’ del gobierno de Trump tendrá un impacto severo a corto y mediano plazo”, afirma.

No solo la nueva regla de carga pública y la transformación del sistema de asilo preocupan a Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas (Texas). “Lamentablemente el deseo activo de eliminar y limitar la ley de inmigración ha sido devastador para todos los inmigrantes indocumentados y los inmigrantes de bajos recursos”, señala.

Y agrega que “el ataque a DACA (Programa para los Llegados en la Infancia), TPS (Estatus de Protección Temporal) TPS y demás programas humanitarios, evidencian la crudeza de la política migratoria de ‘tolerancia cero’.

Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA) comparte las preocupaciones de Velásquez y Barrón. “Todo lo que hizo Trump en 2020 es repudiable. Desde no aceptar la decisión de la Corte Suprema con DACA hasta seguir teniendo a niños encarcelados, mujeres siendo sometidas a tratamientos ginecológicos sin sus consentimientos en una cárcel de ICE (Oficina de Inmigración y Aduanas) en Georgia, hasta las redadas en medio de la pandemia”.

“Ha muerto mucha gente nuestra en el campo, en las fabricas, en las procesadoras de carnes… Es algo que no se le puede perdonar. Nos decía que era mejor quedarse en casa y envió a los agentes federales para que arrestaran a nuestra gente. Eso es inhumano”, precisó.

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com