5 formas en que podemos ayudar a los niños a motivarse con su educación

Es importante fortalecer el compromiso con el aprendizaje de los niños y jóvenes

Escrito el 16 Ago 2017
Comment: Off
Como padres, educadores y profesionales de la salud mental, debemos reflexionar en torno al rol que ejercemos en el aprendizaje de nuestros niños . A través de todas las épocas se demuestra que la educación es indispensable para un presente exitoso y un futuro floreciente. Entre los componentes identificados como claves para el desarrollo sano de niños y jóvenes se encuentran la motivación, el compromiso con aprender, las tareas escolares, la identificación con la escuela y la lectura. Estas forman parte de la dimensión de Compromiso por el aprendizaje en los 40 elementos fundamentales del desarrollo identificados por Search Institute.

1. Motivación por logros: Es crucial que promovamos en los niños y jóvenes la motivación por alcanzar logros y la confianza en sus propias habilidades. Para lograrlo, el modelaje es de gran importancia. Observar a padres y encargados motivados, con experiencias de esfuerzo y éxito, ayuda a promover el entusiasmo por aprender. Comuniquémosle cuán importante han sido la motivación y la perseverancia para alcanzar nuestros logros.

Desde los primeros años de vida de un hijo, aprovechemos cada oportunidad para enseñarle algo nuevo, considerando sus gustos y preferencias. Realizemos actividades que capturen su atención, por ejemplo: juegos, ir al museo, al parque y a lugares de interés en la comunidad. Mientras va despertando la curiosidad por aprender, el niño hará muchas preguntas. Seamos pacientes y contestemos con entusiasmo.

Cuando tenemos niños de edad escolar, involucrémonos activamente en el proceso de enseñanza que brinda la escuela. Motivémoslos a realizar el mejor trabajo que puedan. Reconozcamos sus logros utilizando frases como: “Sé que tú puedes” o “Te felicito por tu esfuerzo”. Esto les ayuda a sentir confianza en las habilidades que van desarrollando. Si el hijo es un adolescente, debemos comunicarles la importancia de aprender, audarlo a identificar sus fortalezas y áreas a mejorar, y a establecer expectativas realistas sobre lo que quisiera lograr en el futuro. Hay que brindarle espacio para que pueda seguir explorando opciones para estudiar y trabajar, pero manteniéndonos presentes y brindándoles apoyo en el proceso.

Recordemos que la motivación produce acción. Fomentar la motivación por aprender desde temprana edad y continuar reforzando este aspecto a lo largo del crecimiento de nuestros hijos, los beneficiarán toda la vida.

2. Compromiso hacia el aprendizaje: Desde el comienzo de la educación formal es importante promover el entusiasmo por aprender y asistir a la escuela. Los adultos deben estar atentos a cumplir con las reglas de asistencia establecidas y expresar al niño que es una experiencia grata estar en el plantel escolar. Allí hay oportunidades para aprender, así como personas que serán recursos a través de muchos años de vida.

Con el paso del tiempo, se debe reconocer que el aprendizaje se extiende fuera del salón de clases tradicional. Esto incluye paseos, salidas a hacer compras y eventos recreativos donde se pueda conversar sobre temas que se trabajan en la escuela. Visitar lugares donde ocurrieron eventos históricos o vivieron próceres, hacer cálculos matemáticos al escoger mercancías, conocer la historia de algún deporte y figuras destacadas en cada lugar y actividad recreativa, entre otras, son actividades que también fomentan el aprendizaje.

Durante la adolescencia, los educadores y padres deben estimular iniciativas que contribuyan a la formación. Pueden explorar aplicaciones prácticas de tareas que interesan realizar en el futuro, ejercer liderazgo y destrezas para organizar actividades. Además, pueden ayudar a mantener el orden durante eventos deportivos, distribuir alimentos y colaborar en la limpieza. Según sus destrezas, también pueden asistir a estudiantes de menor edad o con necesidades especiales a repasar tareas y hacer asignaciones. Estas experiencias fomentan el compromiso con el aprendizaje.

3. Tareas escolares: Es necesario dar seguimiento a las tareas asignadas. Un niño por sí solo con poca probabilidad completará la asignación sin supervisión del adulto. Tenemos en nuestras manos una función importante en aportar al éxito en el desempeño escolar de nuestros hijos. Reflexionemos sobre el tiempo que dedicamos a compartir con ellos en las tareas escolares.

4. Conexión con la escuela: Cuando un estudiante va a asistir por primera vez a una institución, sus padres o encargados deben llevarlo a ver el lugar antes del inicio de clases, ayudar a que se familiarice con el ambiente y contestar todas las inquietudes sobre la escuela donde permanecerá gran parte del día. El ambiente físico de la escuela debe transmitir alegría y estimular el aprendizaje, destacando detalles de la gente que participa en la labor allí: maestros, estudiantes y comunidad. Debe haber mensajes educativos, fotos, anuncios que promuevan la identificación de los presentes con la labor educativa. Debe fomentarse que cada estudiante asuma responsabilidad por mantener el ambiente escolar limpio y atractivo, promoviendo un sentido de pertenencia y aprecio por lo que significa. Una gestión para facilitar esta identificación es divulgar la historia relacionada con la estructura, su entorno y la persona que lleva el nombre del lugar. Todos en la comunidad escolar deben colaborar en el mejoramiento y mantenimiento del ambiente físico, como un compromiso de preservar esas instalaciones para futuras generaciones.

5. Leer por placer: Fomentemos la lectura en los niños. Promovamos que sea una práctica placentera, más allá del requisito impuesto en la escuela. Aunque hoy día ha disminuido el texto impreso, la lectura puede atemperarse a las épocas al utilizar medios tecnológicos que incluyan tabletas, computadoras portátiles, entre otros. Es de gran valor fomentar el interés por la lectura mediante un plan que identifique horarios y días específicos para dedicarse a ello con regularidad. Debemos incluir temas de interés especial para el niño y separar espacio para dar seguimiento a esa experiencia, como una rutina. Al inicio, esta práctica debe ser compartida y, eventualmente, mientras va alcanzando mayor edad, el niño se compromete de modo independiente con la lectura.
El Nuevo Dia/Por Dentro

Wilfredo Leon
Acerca del Autor

Cima

Mauldin, SC
septiembre 20, 2017, 9:33 pm
Despejado
N
Despejado
26°C
0 m/s
sensación térmica: 30°C
presión: 1020 mb
humedad: 73%
viento: 0 m/s N
Ráfagas: 0 m/s
UV-Index: 0
salida del sol: 7:16 am
puesta de sol: 7:29 pm
Previsión septiembre 21, 2017
día
Más claros que nubes
NE
Más claros que nubes
31°C
viento: 2 m/s NE
Ráfagas: 3 m/s
max. UV-Index: 13
Previsión septiembre 22, 2017
día
Parcialmente Soleado y Tormentas
NE
Parcialmente Soleado y Tormentas
30°C
viento: 2 m/s NE
Ráfagas: 3 m/s
max. UV-Index: 13
 

Edición Impresa

Galería

Consulado de México sobre Ruedas visitará la ciudad de North Charleston

Escrito el 13 Sep 2017

Activan Línea Telefónica Gratuita del Estado

Escrito el 08 Sep 2017

Espeluznantes relatos de tiroteo en Charleston

Escrito el 25 Ago 2017

Toma de rehenes en Charleston: hay un muerto y un herido; el atacante está en estado crítico

Escrito el 24 Ago 2017
Newsletter Powered By : XYZScripts.com