editor@latinonewspaper.net | 28-Nov-2020 05:02:14 pm

ACCIÓN DE POLICÍAS PREOCUPA COMERCIANTES

“Esto no es vigilancia, esto es persecusión racial”

Greenville, SC. – Comerciantes en la Cedar Lane Road en el barrio Berea de esta ciudad están preocupados y molestos por las acciones de la policía en el área.

Aparentemente, y por las declaraciones de comerciantes de este sector, hay un acoso injusto y racista por parte de la Policía del Condado de Greenville y la Patrulla de Carreteras (Highway Patrol) en contra de la comunidad Latina.

“Esto es demasiado,” dice José Berrios, Administrador de los Apartamentos Hunters Park en la Cedar Lane Road. “La persecusión y la presencia es ya intimidante. La presencia de la policía nos debería tranquilizar porque uno se siente protegido. Pero no, aquí uno se siente perseguido,” añade Berrios.

La policía se la pasa haciendo retenes, cuando no es en la calle Clark, por el costado de los Apartamentos, es en la Lilly, cuando no es al lado del Wal-Mart y ahora lo hacen al frente de los apartamentos en plena Cedar Lane Road,” dice Berrios.

Berrios nos relata que la semana pasada varios de los que viven en Hunters Park fueron victima de esta persecusión tan injusta y le llamaron por ayuda, ya que no tenían licencia de conducir.

“Es horrible y humillante la arrogancia intimidante de estos policías. Fuí al retén y no me permitieron conducir los vehículos de las personas, ni moverlos con la grua de los apartamentos,” dice Berrios con indignación.

Berrios nos dice que encima de que multan $260 por no tener licencia, los obligan a usar las gruas que ellos tienen, que cobran $120 mas el tiempo que el vehículo esté en el lote.

Otros comerciantes del área hicieron eco de estos comentarios.

Mario Moz, dueño de Mister Supermarket, nos dice, “Los clientes cuando ven las patrullas no se atreven a salir y se me afecta el negocio.”

“La otra noche mataron un perro en la Cedar Lane y llegaron varias patrullas. Mis clientes se acercaban y cuando veían las luces, se desvíaban para luego llamarme preguntando que estaba pasando.”

Clientes y empleados en el Restaurante El Rancho comentaron que nunca han visto un retén en la Cedar Lane Road pero que los retenes en la Lilly, en la Clark y la calle al lado de Wal-Mart son regulares.

Marta Rave, dueña del Restaurante nos dice, “La policía se la pasa encima de los latinos pero no respondieron cuando nos rompieron un cristal del negocio, ni cuando rompieron el cristal de mi camioneta en el estacionamiento.”

Rave nos dice que la gente no se atreve a llegar al restaurante por miedo a la policía, y que eso y la economía los está matando.

Victor Cuellar y Linda Lorenzo dueños de “New Sound” comentaron que los negocios se afectan por esta situación.

“La gente tiene miedo de salir a la calle. Por la Cedar Lane Rd. constantemente la Patrulla de Carretera se la pasa parando a los latinos. A nosotros nos pararon. Ibamos a comer con los niños y mi esposo se desvió un poco para evitar un hoyo en la calle. No nos habíamos dado cuenta que un policía nos venía siguiendo e inmediatamente nos paró.”

Lorenzo añadió, “La policía se esconde sabiendo que llegan los Latinos. Cuando nos roban, los llamamos y no llegan. Los vamos a buscar a donde se esconden en el Caliente Rodeo y nos dicen que llamemos a la policía! Sin embargo si llama un americano porque la música está muy alta llegan antes de que el americano termine la llamada, eso no es justo,” dice Lorenzo.

El Periódico Latino busca testigos y victimas dispuestos a dar su testimonio. Llame al 346-6201.

Por Wilfredo León

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com