editor@latinonewspaper.net | 25-Sep-2021 10:22:35 am

Agentes federales registran varias casas y oficinas en Florida

Vinculados con el magnicidio en Haití

Escrito el 28 Jul 2021
Comment: Off

Agentes federales registran varias casas y oficinas en Florida


Vinculados con el magnicidio en Haití


La casa de $3 millones pertenece a un empresario ecuatoriano vinculado al complot para asesinar al presidente de Haití Jovenel Moïse el pasado 7 de julio.

Los agentes federales allanaron varios locales en el sur de la Florida el martes para buscar evidencia en el marco de una investigación federal sobre el asesinato del presidente de Haiti, Jovenel Moise, hace tres semanas.

La operación conjunta del FBI y de Homeland Security Investigations (HIS) incluyó registros en los domicilios y oficinas de Antonio Intriago, jefe de CTU Security en Doral, y de Walter Veintemilla, un agente de préstamos propietario de Worldwide Capital Lending Group que vive en Weston.

La investigación federal está tratando de determinar el papel de las empresas en el complot para asesinar a Moise, después de ser nombrados por la policía Haití como colaboradores. Pero los abogados de Veintemila e Intriago han negado cualquier implicación en el complot.

Intriago, de origen venezolano, había estado cooperando con los investigadores desde el asesinato de Moise, incluyendo la entrega de su teléfono móvil y su ordenador a las Investigaciones de Seguridad Nacional, sus abogados declararon.

"Estamos haciendo todo lo posible para demostrar que nuestro cliente no tiene nada que ver con este [asesinato]", dijo el abogado Gilberto Lacayo. "Nuestro cliente no se está escondiendo. Está tratando de limpiar su nombre".

El FBI y HSI allanó el martes una casa en una urbanización exclusiva de Weston, al norte de Miami, que, según los registros públicos, pertenece Veintemilla, un empresario ecuatoriano.

Los agentes fueron vistos entrando y saliendo de la casa de 3 millones de dólares en la avenida Islewood en la comunidad de Windmill Reserve el martes. El paradero de Veintemilla no está claro.

El FBI dijo que una "actividad de aplicación de la ley ordenada por la corte" se estaba llevando a cabo en el área de la casa. Los registros de la corte en apoyo de la orden de registro fueron sellados, y el FBI dijo que no tenía más comentarios.

Las autoridades haitianas sostienen que el dinero para el complot de asesinato pasó por Veintemilla y su empresa con sede en Miramar, cerca de Miami. Su abogado dice que su cliente solo negoció un préstamo para financiar una transferencia pacífica del poder.

Veintemilla supuestamente hizo un préstamo a Christian Emmanuel Sanon, un médico y pastor de origen haitiano con un accidentado historial de negocios en Florida que involucra a múltiples empresas, y que tenía ambiciones de ser presidente de Haití.

"Mi cliente no tuvo nada que ver con el asesinato", dijo Nicholson. "En ningún momento se habló o sugirió un plan que implicara un derrocamiento violento del gobierno haitiano o el asesinato del presidente".

Moise, de 53 años, fue asesinado en las primeras horas del 7 de julio, con 12 disparos a sangre fría en su habitación, según los funcionarios judiciales de Haití. Su esposa Martine también recibió un disparo y fue atendida en el sur de Florida antes de regresar a su país para el funeral el sábado.

El FBI dice que está "proporcionando asistencia en la investigación" a las autoridades haitianas.

Tres semanas después del asesinato, los motivos siguen sin estar claros. Entre los sospechosos identificados en la amplia investigación se encuentran más de una docena de mercenarios colombinos, miembros del equipo de seguridad del propio presidente, miembros de la policía haitiana, un ex senador haitiano, un exfuncionario del Ministerio de Justicia y un informante de drogas del gobierno estadounidense.

Pero la investigación ya se está viendo empañada por las acusaciones de amenazas de muerte e intimidación a funcionarios judiciales.

Los investigadores haitianos enfrentan una serie de inusuales obstáculos, incluyendo amenazas de muerte y la dificultad para acceder a las escenas del crimen del presidente Jovenel Moise.

Carl Henry Destin, el juez de paz que documentó oficialmente la residencia y el cadáver del presidente horas después de su asesinato, se ocultó apenas dos días después.

Veintemilla y Sanon también han sido vinculados a la empresa del sur de Florida, GTU Security, dirigida por un venezolano-estadounidense, Anthony Intriago, que supuestamente reunió al equipo de mercenarios colombianos que presuntamente llevó a cabo el asesinato.

Las autoridades colombianas afirman que CTU Security utilizó la tarjeta de crédito de su empresa para comprar 19 billetes de avión de Bogotá a Santo Domingo para los sospechosos colombianos presuntamente implicados en el asesinato.

Un portavoz de las 16 familias de los colombianos detenidos en Haití ha dicho que todos los hombres habían servido en las fuerzas especiales de élite del ejército colombiano, pero negó que fueran contratados para asesinar al presidente.

 

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com