editor@latinonewspaper.net | 29-Nov-2021 10:07:12 pm

AGRADECIDOS

Desde pequeña me enseñaron a dar gracias por todo.

Si me daban un regalo daba las gracias, si alguien me hacia un favor daba las gracias, si me ayudaban con alguna cosa daba las gracias.

Siempre he dado las gracias cuando alguien ha hecho algo por ó para mí .

El dar las gracias muestra a una persona con buenos modales y bien educada.

Y eso es lo mismo que he tratado de inculcarle a mis hijas, dar las gracias, ser agradecidas y estar contentas con lo que tienen sea mucho o sea poco.

Porque se que ser agradecidas les va a permitir ver la vida con un lente que les va a ayudar a vivir contentas con ellas y con los demás.

He visto tantas personas que nunca están contentas con lo que tienen siempre están deseando un poco más y esto las mantiene en descontento con ellas mismas con lo que creen que deberían tener y con lo que piensan que Dios debería darles.

Escuchaba en estos días a una niña de 5 años darle gracias a Dios por sus hermanas y padres con tanta sinceridad que me causo admiración.

Para esta niña el tener a su familia junto a ella era un motivo de agradecimiento.

Nosotros hemos olvidado dar las gracias, porque nos hemos acostumbrado a que el tener cosas materiales es una realidad aquí en este país y lo vemos como lo más normal del mundo.

Lo vemos como parte de nuestro nuevo estilo de vida.

Hace poco tuve la visita de unos amigos en casa por algunos días, ellos compraron un automóvil nuevo como dicen algunos, de paquete para poder hacer el viaje desde Boston. Pero a alguien se le ocurrió decirles “Como es posible haber viajado desde tan lejos 5 personas en un carro tan pequeño”.

La alegría por la compra se les fue y durante los días que estuvieron en casa los escuche varias veces recordar el comentario y su sufrimiento por esto.

Ellos no estaban disfrutando su nuevo carro que por cierto era muy lindo y nuevo, sino que estaban mortificados porque pensaban que ellos debieron haber comprado un carro más grande o una van y así lo hubieran podido aprovechar mejor.

No estaban contentos con lo que tenían querían algo más y más a veces fuera de las posibilidades.

Ser agradecidos no solo es expresarlo verbalmente sino de corazón, dar gracias por un día más de vida porque cada minuto mueren 43 personas en el mundo.

Tener salud para comer trabajar, jugar, amar, disfrutar.

A veces es triste ver padres dando a sus hijos tanto y tanto que no le dan tiempo de disfrutar lo que reciben y mucho menos a ser agradecidos.

A veces NO también es una respuesta o ESPERE, le puede mostrar a sus hijos que no todo es inmediato y que hay que hacer esfuerzos.

Y nosotros pensamos que todo es por nuestros esfuerzos y queremos tener una agenda con nuestros planes, olvidándonos de que estamos de paso y dejamos pasar momentos sencillos por querer vivir grandes emociones que a veces no llegan.

Por: Flor María Puyo.

Acerca del Autor

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com