editor@latinonewspaper.net | 25-Jul-2021 02:49:55 pm

ARBITRARIO ARBITRIO

Desde mi punto de vista

Escrito el 02 Abr 2009
Comment: Off
Siempre somos tratados de ladrones. No puede ser. Cuando acertamos nadie dice nada, pero nos equivocamos, casi siempre de buena fe y ahí si, nos cae todo el mundo encima”. El lamento proviene de Norberto Portela, viejo amigo de la Universidad Nacional

Su queja trasciende el ámbito del referato y se instala en lo que significa el “ser nacional”: pareciera que los colombianos somos proclives a criticar al prójimo y, lo que es peor, a siempre pensar mal del otro.

La desconfianza parece ser ley en Colombia y el “Síndrome del hombre del maletín” siempre aparece, a veces como cortina de humo de otros problemas realese instancia definitivas.

Claro que sería absurdo negar que existen ambientes y antecedentes que nos inciten a “pensar siempre mal”: Es el clásico truco del “gambito turco” en el ajedrez: se sacrifica la reina por un jaque mate; se delatan ‘mulas’ en El Dorado para pasar de agache un embarque por la sección de carga; nos hacemos expulsar para dejar que el cronómetro pase y se acabe el partido.

Lo paradójico del asunto es la moral relativa y la mojigatería que

subyace en las críticas a los árbitros: todos demostamos los adelantos de la tecnología que ayudan al juzgamiento y queremos estar lo más lejos posibles del “ojo infalible” de la moviola en el Súper Bowl, pero no toleramos el error humano de nuestros referís.

Me atrevo a decir que el 99% de los árbitros del país son gente decente y honrada. Meto las manos al fuego por ellos así piten jugadas en contra del América. Prefiero darles el beneficio de la duda, antes que mancillar gratuitamente su honra

Una cosa es criticar al decir: “el juez tal se equivocó” y otra distinta “el juez tal es un bandido”. Además, está el otro asunto: los árbitros son los únicos seres del mundo que se exponen en su oficio, fuera de las agresiones físicas de fanáticos, a multitudinarios insultos que, justo es decirlo, nos ayudan a pasar mejores semanas.

Por,eso merecen nuestra gratitud. Al respecto Portela dice: “Nos aguantamos los insultos del hincha, lo que no podemos soportar es que después de meterse con nuestras mamás, se metan con nuestra honra”.

Por: Mario Echeverry - Los Dueños Del Balon

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com