editor@latinonewspaper.net | 26-Jun-2019 04:57:38 pm
BREAKING NEWS
Marta se despide del fútbol con un emotivo mensaje A los 33 años, la máxima goleadora de la historia de los Mundiales con 17 tantos (el alemán Klose tiene 16), dejó un fuerte mensaje para sus jóvenes compañeras en una declaración en televisión, en la que pidió que sigan luchando por el futbol femenino. «Es un momento especial y la gente lo tiene que aprovechar. La gente pide tanto, pide apoyo, pero también tiene que valorizar. La gente está sonriendo acá y creo que eso es lo primordial: llorar al principio para sonreír al final», dijo la ‘camisa 10’ al contestar una pregunta sobre el momento que el fútbol femenino vive con la gran divulgación del Mundial de Francia. «Cuando digo eso es querer más, entrenar más, estar lista para jugar 90 y todos los minutos que sean necesarios. Eso es lo que pido para las niñas. El fútbol femenino depende de ustedes para sobrevivir», agregó la jugadora elegida seis veces por la FIFA como «la mejor del mundo.» En la entrevista, Marta aludió también a la delantera Cristiane (34 años), quien anotó un hat-trick en el debut de Brasil ante Jamaica y la mediocampista Formiga (41 años), que ha completado en Francia su séptimo Mundial, además de convertirse en la segunda persona de mayor edad -entre hombres y mujeres- en disputar un partido mundialista fuera de la posición en portería. «No va a haber siempre una Formiga, no va a haber siempre una Marta, no va a haber siempre una Cristiane», enfatizó.

AUTOESTIMA: LA IMAGEN SALUDABLE DE TI MISMO

Si alguien hace un comentario acerca de lo bien que te miras con determinado arreglo o de los talentos que posees e invariablemente sueles sonrojarte o minimizar tus capacidades, tal vez no se trate de modestia, sino de que realmente pienses que no hay ninguna cualidad que tengas, por la que debas de ser reconocido.
Esto habla de tu autoestima, de la percepción que tienes de ti mismo, es decir, de la forma en que te miras y piensas de ti así como de la imagen que transmites al exterior, pero lo más delicado aún es que determina la manera en que te tratas y consideras.
Por ejemplo, una persona que se considera físicamente poco agraciada, dará por hecho que no vale la pena invertir en su arreglo personal y descuidará este aspecto; lo mismo ocurre con quienes creen que no tienen la capacidad para aprender algo nuevo, limitarán al máximo su formación y por ende, será como los demás los miren.
La psicóloga Mariana Rivera explica que cada individuo es el principal valuador de sí mismo: “Si constantemente criticas todo de ti, minimizas tus cualidades o en el peor de los casos piensas que no las tienes, es justamente lo que vas a mostrar al exterior y representa además la actitud con la que vas a plantear tus sueños y cómo vas a trabajar con ellos , así como las oportunidades que obtengas”.
Como te ven te tratan
El tema va más allá de una mirada superficial, no es algo que se arregle con una mejor ropa o mostrarte simpático ante los demás, hablamos de algo más interno, de autoestima, de respetarte a ti mismo, de valorar lo que sabes, piensas y has construido a nivel espiritual y moral. Cuando logras aceptar que eres un ser como cualquier otro, con virtudes y áreas de oportunidad para mejorar, de inmediato cambia tu actitud al exterior.
La especialista advierte que un primer paso en tu propósito de afianzar tu imagen radica en hacer un balance justo de tu personalidad, así como de lo que deseas transmitir pero no pensando en lo que te gustaría que los demás advirtieran sino en lo que tú esperas de ti mismo. No puedes esperar que las personas te perciban como un ser feliz cuando por ningún motivo sonríes o que te crean que eres muy positivo si siempre te quejas hasta de lo más mínimo.
“Hay que buscar la coherencia entre los actos y la imagen, esto sólo puede venir del convencimiento y de que uno vive esa realidad. Cuando esto no ocurre no hay forma de engañar a los demás, porque recordemos que las emociones y los sentimientos se gestan a nivel cerebral y como en un efecto espejo se manifiestan a nivel corporal”, explica Mariana Rivera.
Distingue muy bien entre aprender a amarte y tener una visión equivocada de ti. Por más que trates de engañarte hay algunas señales que te pueden ayudar a ubicarte en la realidad, por ejemplo:
•Si lo que piensas de ti, dista mucho de lo que la gente ve de ti.
•Si no te sientes cómodo con lo que proyectas.
•Si actúas para dar gusto a los demás.
•Si tratas de impresionar a otros para obtener algo a cambio o para ser aceptado.
•Si preferirías dejar de hacer lo que haces, pero te sientes obligado por las circunstancias. Aceptarte y empezar a mirarte con real admiración y esperanza sólo depende de ti. Aprovecha la próxima oportunidad que tengas para pararte frente al espejo y mírate con sumo respeto, sin juicios, cambia posturas, haz todo tipo de gesticulaciones y una vez que te sientas libre y relajado, verás que la imagen que tienes frente a ti, cambiará radicalmente para observarte en todo tu esplendor.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com