Barack Obama el presidente de la esperanza COMUNIDAD FESTEJA NUEVO PRESIDENTE

Greenville, SC.-“Nunca pensé que mi voto fuera tan importante, sobre todo por mi familia, por mi comunidad” contó Karla Luna, natural de Colombia.

La noche del 4 de noviembre traía al nuevo presidente electo de esta nación.

Barack Obama, político demócrata, es el presidente número 44 de Estados Unidos, un hombre afro-americano, de raíces humildes, abogado y senador por dos años. Casado con Michell Obama y padre de dos pequeñas niñas.

En Greenville, muchas lágrimas rodaron en las mejillas de las personas de nuestra comunidad, al ver el sueño de Martin Luther King, hecho realidad.

Un hombre de 47 años, es hoy quien sabe lo que es la victoria, quien trabajará como Presidente de los Estados Unidos de América.

“Si hay alguien que todavía duda de que los Estados Unidos de América es el lugar donde todo es posible, que cuestiona el poder de nuestra democracia; esta noche tiene la respuesta” dijo Obama, en su primer mensaje al ser elegido presidente.

Ha llegado el cambio a los Estados Unidos de América, agregó. “Mientras celebramos esta noche, sabemos que el desafío del mañana serán los mayores de nuestras vidas: dos guerras, un

planeta en peligro, la peor crisis financiera en un siglo”.

Obama, dijo que habrá fracasos y pasos en falso e incluso desacuerdos, pero prometió ser honesto, escuchar y pidió la participación del pueblo para reconstruir esta nación paso a paso.

“La fortaleza de nuestra nación viene del poder de nuestros ideales: democracia, libertad, oportunidad y esperanza sin fin” recordó.

Es tiempo de volver al trabajo, es la oportunidad de promover la paz, renovar el sueño americano y la promesa fundamental que de muchos somos uno, que mientras vivamos hay esperanza y cuando viene la duda, responderemos con ese credo del espíritu americano: ¡SI SE PUEDE!

El nuevo Comandante en Jefe, decidirá ahora temas que muchos creen y a otros les crea polémica: reanudar puestos de trabajo, como aliviar los bolsillos de gente desesperada, millones de personas que aguardan por atención médica que no tienen, abrir una puerta a inmigrantes que esperan ansiosos que se transforme en realidad sus promesas.

Grandes esperanzas puestas en él. Un camino largo y arduo le espera a quien dirigirá desde el 20 de enero, la nación más poderosa del mundo.

Por Rossy Bedoya - Reportera

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com