editor@latinonewspaper.net | 19-Apr-2021 07:28:43 am

BEREA, CIUDAD FANTASMA

Residentes viven con el corazón en la mano

Escrito el 27 Jun 2008
Comment: Off
Greenville, SC.- “El viernes que es un día de mucha clientela, el salón de belleza al que voy estaba vacío,” contó Carmen Laos.

Esta semana, Berea presentó calles y plazas vacías por los continuos retenes que se vienen dando en la zona.

Luis, un pintor de brocha gorda, regresaba a casa cuando llegando, había un retén de policias. Le preguntaron por su licencia y seguro del carro, dio el seguro, pero no tenía licencia.

Por más que explicó que venía del trabajo a su casa, fue llevado a la estación de Greenville, como muchos otros que pasaban por ahí.

“Me detuvieron todo el día siguiente y luego me dejaron ir, pero me dijeron que si me volvían a agarrar manejando sin licencia, me metían a la cárcel por un año y ni le cuento de la multa que me pusieron, fue realmente exorbitante” contó preocupado.

Lo peor fue que su patrón, al ver que no llegó, contrató a otro en su lugar y Luis se quedó sin trabajo.

“Mire, entiendo que manejar sin licencia es contra la ley, pero si vivimos aquí, como nos movilizamos para trabajar y dar de comer a nuestros hijos? No tenemos otra salida” dijo. Para Maritza, la experiencia fue traumante. “Venía de Easley cuando en el camino unos policías habían cerrado el paso. Me puse muy nerviosa y la verdad ya me veía en México”.

Maritza, estaba con sus dos niños, quienes al verla llorar, también empezaron a llorar. Los agentes, le pidieron licencia y seguro del auto.

“Me preguntaron como es que había sacado seguro sin licencia. Creo que por pena me pusieron una multa por manejar sin licencia y me dejaron ir”

Los retenes, no solo afectan a los trabajadores, estas causan un impacto psicológico terrible en los hogares.

Nuestros hijos están viendo a la policía como personas que no quieren a sus padres, que los apresan sin que hagan daño a nadie y los esposan como si fueran criminales, agregó.

Los comercios se están afectando con estos retenes sorpresivos que crean temor en la comunidad inmigrante.

“Es que son los comercios, los trabajos, las familias, porque con el temor, la gente no sale ni a trabajar.

Ya paren las persecuciones, está bien que detengan a delincuentes pero porque a los que no lo somos, recapaciten por favor, rogó al finalizar.

Rossy Bedoya

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com