editor@latinonewspaper.net | 21-Jun-2021 02:36:27 am

BEREA ¿TIERRA DE NADIE?

COMBATIR DELINCUENCIA: UN TRABAJO EN CONJUNTO DE POLICÍA Y COMUNIDAD

Escrito el 29 Nov 2007
Comment: Off
Greenville, SC.- Son tantas cosas malas, robos, asaltos, muertes, es triste pero ya ve, como quiera, nos sentimos desprotegidos, esto es tierra de nadie, y que podemos hacer? Pos quien sabe, dice la mexicana Ana Guerra.

Guerra, habla de la populosa Berea, un pueblo antagónico, de creciente comercio pero de ascendente peligro, lo que la cataloga como zona “roja”. No hay un día que deje de suceder un robo, violencia doméstica, rapto o muerte.

“Si hay violencia doméstica, es mejor no reportar, porque más bien por denunciar, la esposa se arriesga a que le den más duro y ¿que va a hacer la policía? Nada, nada.” dice el conocido dueño de una panadería ubicada en Ceder Lane, en el corazón de Berea.

Acá hay grupos que venden drogas, están bien establecidos e identificados, pero es peligroso hablar, dijo.

La tienda el “Don Pepe”, fue robada el domingo en las primeras horas de la mañana, se llevaron dos cobijas y $250.

Hace 2 semanas, un “Tico” apareció muerto en las inmediaciones del restaurante Sabor a Leña. Luis Flores, fue golpeado muy duro, por lo que se le hospitalizó. Al salir, el humilde hombre, un cuarentón natural de Costa Rica, fue muerto y su cadáver apareció tendido en Ceder Lane.

Los fines de semana, una mujer deambula llorando a altas horas de la noche. La razón: su pareja se embriaga y la golpea; luego la bota de casa.

En realidad señorita, esta es zona peligrosa. Acá somos los olvidados de Greenville, afirma Cruz Lema.

“A los hispanos nos roban, saben que tenemos dinero en la bolsa, que no tenemos cuentas en el banco. Por eso nos cortan, nos matan, se meten a nuestras tiendas, a nuestras trailas, pero ¿que podemos hacer?” dice María Guadalupe Saldaña.

La policía de Greenville: El trabajo para combatir la delincuencia, es en conjunto, dice Alexa Guerrero, ex policía y ahora representante de víctimas y testigos. “La policía está presta a ayudarlos, solo deben denunciar. No se les va a pedir documentos para ver el caso, solo se les asigna un número y luego empiezan las investigaciones”

Lo importante es no permitir la delincuencia, dice. Lo malo es que luego de denunciar, cuando se les busca, no abren la puerta, se les deja tarjetas y no llaman y los testigos no quieren hablar.

Si una mujer es víctima de violencia doméstica, denuncien, no se queden calladas. Nosotros, la llevamos a un centro seguro, no tiene que regresar con su agresor, lo malo es que algunas regresan a su casa, sabiendo que están en peligro no solo ellas, sino sus niños. Además, la ley protege a la víctima de violencia doméstica, incluso otorgándole una visa especial.

No más robos, raptos, violencia o muertes, eso se puede frenar y debe ser el resultado del esfuerzo y del trabajo en conjunto: policía y comunidad.


Por Rossy Bedoya, Reportera

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com