editor@latinonewspaper.net | 24-Jul-2021 10:18:24 pm

BUSH PIDE A SENADORES REPUBLICANOS APROBAR LA REFORMA

Seguridad en la frontera impera en su reunión en el Capitolio

Escrito el 14 Jun 2007
Comment: Off
WASHINGTON, D.C.— El presidente George W. Bush formuló el martes ante senadores republicanos en el Capitolio una "emotiva y apasionada" defensa sobre la necesidad de retomar el proyecto de reforma migratoria integral, y los instó a apoyar la medida "porque ahora es el momento de hacerlo" y "el statu quo es inaceptable".

La interrogante es a cuántos republicanos convenció. El líder de la minoría republicana del Senado, Mitch McConnell, advirtió que nadie anticipaba que los republicanos firmemente opuestos a la reforma tuvieran una "epifanía" por la visita del Presidente y cambiaran de parecer. Dijo que es prematuro decir a cuántos convenció Bush.

Pero en la reunión se sugirió que el Presidente considere una medida suplementaria de gastos para seguridad fronteriza, a fin de demostrar a los senadores más conservadores y a sus representados que el gobierno está comprometido en ese rubro.

Pero muchos esperan que el tono conciliatorio de Bush y el extenso intercambio de preguntas y repuestas que tuvo con los senadores logren convencer a algunos.

El mandatario acudió al almuerzo semanal de los senadores republicanos en el Capitolio a tratar de revivir el proyecto, y consciente de que la lucha es cuesta arriba, admitió que es un tema emotivo. "Pero los que estamos aquí pensamos que ahora es el momento de mover un proyecto integral que aplique las leyes en nuestras fronteras, en los centros de trabajo y que no otorgue la ciudadanía automática".

Los que estaban "ahí" eran McConnell, Jon Kyl, senador de Arizona y principal negociador republicano, y el líder republicano Trent Lott. Tanto Lott como McConnell han sido críticos del proyecto, aunque McConnell se mostró confiado en que hay posibilidades de retomarlo. Según Lott, Bush aseguró que no firmará cualquier proyecto.

Uno de los senadores republicanos imposibles de convencer, Jim DeMint, de Carolina del Sur, dijo que Bush no lo convenció. Aseveró: "Y no habrá una ceremonia de promulgación próximamente".

De todos modos, tanto republicanos como demócratas creen que todavía puede llegarse a un acuerdo sobre una cifra limitada de enmiendas que satisfagan a ambas partes y que permitan retomar el proyecto.

Pero tanto Bush como los líderes republicanos dijeron que no sólo se trata de los republicanos, sino de la disposición de los demócratas.

Pero Reid le salió al paso y dijo: "La pregunta es si los republicanos apoyan el proyecto del Presidente", porque ya una mayoría demócrata lo hace.

Se refirió a que el jueves pasado, cuando la medida no reunió los 60 votos requeridos para cerrar el debate, 38 demócratas votaron a favor de limitarlo, comparado con sólo siete republicanos.

Ken Salazar, senador demócrata de Colorado, uno de los negociadores del llamado "gran acuerdo" migratorio, anticipa que en los próximos días se arribe a un consenso con los republicanos, el cual limite la cifra de enmiendas que éstos desean presentar para retomar el proyecto.

Pero tanto Salazar como Menéndez recalcaron que no se trata sólo de acordar una cifra limitada de enmiendas, sino de su contenido porque muchos pretenden "envenenar" el proyecto. También hay que garantizar suficientes votos republicanos para reunir los 60 requeridos para poder avanzar. "Me mantengo optimista", dijo Salazar.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com