editor@latinonewspaper.net | 17-Sep-2021 05:19:47 am

Clinton gana a Obama en Pennsylvania

Con una diferencia de 8.6% respecto de su rival demócrata, la senadora mantiene viva su esperanza por la nominación de su partido

Escrito el 24 Abr 2008
Comment: Off
PHILADELPHIA, Pennsylvania.— Hillary Clinton obtuvo anoche aquí una necesaria victoria para mantener su campaña a flote, aunque su rival Barack Obama sigue superándola en la cifra de delegados comprometidos.

Al cierre de esta edición y con el 96% de los votos escrutados, Clinton superaba a Obama por 9.8% en la mayor primaria del calendario restante, un estado donde la senadora de Nueva York llegó a aventajar a Obama por más de 20%. Pennsylvania supone 158 delegados comprometidos y 30 superdelegados. Según los votos contabilizados, Clinton tenía 54.9% y Obama 45.1%.

"La marea está cambiando [a su favor]", declaró Clinton a una entusiasta multitud.

Pero agregó: "Necesito su ayuda para continuar esta lucha", sobre todo porque Obama la supera financieramente.

Michael Hagen, profesor asociado de ciencias políticas de Temple University, dijo anoche que el margen de triunfo "ayuda a Clinton a permanecer en la contienda y a recaudar dinero", pero no necesariamente para convencer a los superdelegados a que la apoyen. Mucho depende, agregó, de lo que ocurra en las próximas contiendas.

El margen de victoria de Clinton jugará un papel importante en las próximas semanas, sobre todo en la lucha por superdelegados.

Clinton ganó con el apoyo de mujeres, hombres blancos, personas mayores de 65 años y el voto de la clase obrera, algo que espera usar a su favor en la batalla por los superdelegados que parecen encaminados a decidir la nominación, por tratarse de votantes necesarios en la elección general.

El triunfo también le da municiones al argumento del bando de Clinton de que ella ha ganado los estados grandes, también necesarios en la elección general.

Pero diversos medios citaron fuentes de su campaña indicando que no sólo tenía que ganar Pennsylvania sino que tiene que triunfar en un segundo estado para mantener su viabilidad, como por ejemplo, Indiana, donde la lucha es cerrada.

Clinton intentó restarle importancia a la noción de que tenía que ganar Pennsylvania —y los nueve estados y territorios restantes— por amplio margen.

"Un triunfo es un triunfo", indicó Clinton horas antes del cierre de casillas. "La pregunta es ¿por qué [Obama] no puede cerrar el trato [con los votantes] con la extraordinaria ventaja económica que tiene? ¿Por qué no puede ganar un estado como éste? Estados grandes que los demócratas necesitan ganar [en la elección general]", cuestionó Clinton.

Se requieren 2,024 delegados comprometidos para lograr la nominación demócrata. Ninguno de los precandidatos arribó anoche a la cifra mágica ni lo hará en las nueve contiendas restantes.

Por eso se anticipa que los superdelegados, unos 800 líderes demócratas electos automáticamente, decidan quién será el nominado. Unos 250 no han declarado su postura y Clinton supera a Obama en superdelegados, pero por estrecho margen.

El equipo de Clinton argumenta que la elección de noviembre se gana con votos electorales y no con el voto popular, y la senadora, indicó el gobernador de Pennsylvania, Ed Rendell, ha demostrado que puede ganar esos estados.

Los estados y territorios restantes en el calendario son el caucus de Guam y las primarias de Carolina del Norte, Indiana, West Virginia, Kentucky, Oregon, Puerto Rico, Montana y Dakota del Sur.

Wilfredo Leon

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com