editor@latinonewspaper.net | 18-Sep-2019 03:52:06 pm

Columnista: Felipe Szarruk

El día en que los jugadores golpearon al árbitro por sacar a “Pelé”

Acaba de terminar la Copa América en la cual el equipo anfitrión se coronó campeón al derrotar a la selección de Perú en el famoso Estadio Maracaná, un torneo en donde se vio de todo y en el que las apuestas no cayeron como se esperaban, Brasil celebra hoy otro nuevo triunfo en el deporte.

En el fútbol suceden cosas increíbles, la pasión por este juego es tan grande que se ha hablado incluso de guerras ocasionadas por causa del deporte rey, una de esas historias increíbles sucedió en 1968, hace más de 50 años, en un partido amistoso en la ciudad de Bogotá, Colombia, en el que se enfrentaban El Santos de Brasil con su estrella Edson Arantes do Nascimento “Pelé”, en contra de la selección Colombia de la época en el Estadio Nemesio Camacho El Campín.

Era un día frió y lluvioso en la ciudad y miles de personas habían comprado boletos a precios elevados para asistir a ver al astro del fútbol, él ya había sido dos veces campeón del mundo con su selección y en la ciudad de Bogotá era muy difícil ver espectáculos de este tipo, pero nadie contaba con lo que pasaría ese día y con el ímpetu de su protagonista, el árbitro Guillermo “Chato” Velásquez quien fue elegido para llevar las riendas del partido.

La contienda arrancó y todo estaba bien, el fútbol es un deporte de contacto y el “Chato” Velázquez era un personaje que se caracterizaba por dirigir los partidos de manera mediática, incluso hay personas que dicen que ese día golpeó a un jugador y luego lo expulsó.

La historia dice que en un momento se cometió una falta en contra de “Pelé” y este comenzó a reclamar al arbitro porque no la había pitado y que al ver la estrella que eso iba a quedar así, le mentó la madre en portugués al “Chato” y este entendió el insulto porque anteriormente había trabajado en Brasil, así que sin dudarlo le sacó la tarjeta roja y lo expulsó del partido.

En ese momento se armó la grande, los jugadores de El Santos explotaron en rabia y decidieron caerle a golpes al central, le pegaron tan duro que tuvo que ser trasladado a un hospital y le prescribieron una incapacidad de 25 días, pero lo más increíble es lo que sucedió después.

El público estaba enardecido porque ellos había pagado para ver a “Pelé” y no pensaban dejar que lo sacaran, así que el partido tuvo que ser suspendido y después de un tiempo, de manera inaudita e increíble, se decidió que el futbolista regresara al campo a jugar, que el juez de línea pasara a ser el central y de alguna manera se enteraron que dentro de la tribuna estaba un arbitro chileno el cual fue invitado a tomar la posición de línea, trabajo que aceptó y que llevó a cabo vestido de corbata porque no había uniforme, una historia Dantesca que solo podría suceder en un partido de fútbol. Así terminó la jornada y se acabó el partido ganando los Brasileros 4 – 2 con dos tantos anotados por “Pelé”.

Pero el “Chato” Velásquez no iba a dejar las cosas así, en el hospital colocó la denuncia en contra de los jugadores de El Santos y en lugar de se trasladados al aeropuerto, los jugadores y cuerpo técnico fueron llevados a una comisaría en donde enfrentarían un proceso legal que les obligó a perder su avión de regreso y quedarse unos días más en el país, todo se arregló con varias cartas de disculpas y algunas reuniones.

Así terminó el que puede ser uno de los capítulos más bizarros del fútbol y de paso, una de esas historias que solo vemos en Latinoamérica, el día en que “Pelé” fue expulsado y regresó a la cancha después de que sus compañeros le dieran tremenda paliza al árbitro.

El “Chato” Velásquez murió en el año 2017 y siempre será recordado por su forma particular de llevar los partidos y por supuesto por esta anécdota.

Escrito el 2019-07-08 07:31:23
Felipe Szarruk

Felipe Szarruk

Newsletter Powered By : XYZScripts.com