editor@latinonewspaper.net | 28-Oct-2020 01:03:40 pm

Columnista: Felipe Szarruk

A 50 años de la muerte de Jimi Hendrix, su legado en la guitarra es imborrable.

¿Cómo es posible que una persona que estuvo tan poco tiempo en el panorama profesional de la música haya quedado inmortalizado como uno de los dioses del rock y de la guitarra? A pesar de los pocos años en los que brilló con su fama, Jimi Hendrix sigue siendo un referente para todo aquel que ama el instrumento y que ama el rock and roll; son tantas las historias y los mitos alrededor de su persona que se ha convertido en una figura de culto no solo por su faceta musical sino también por su enigmática forma de ser.

Dicen que el monstruo de la guitarra Eric Clapton, aquel a quien le dedicaban grafitis en Londres que decían “Clapton is god” (Clapton es dios) cuando lo vio tocar por primera vez se enojó tanto que su reacción fue bajar al camerino y exclamar ¿Y ahora que vamos a hacer? Tal vez pasó así, tal vez no, son tantos los mitos alrededor de Hendrix que a veces es mejor no indagar y quedarse con la magia.

Murió a los 27 años, ahogado en su propio vómito, o por sobredosis, o falla pulmonar, quien sabe, pasando así a ser parte de ese macabro “club de los 27”, edad que ha marcado la muerte de varias estrellas del rock como Janis Joplin, Jim Morrison, Kurt Cobain y Amy Winehouse, entre otros, ¿Que sucede a los 27 años que se lleva a estas estrellas? Esto solo alimenta más la leyenda.

Canciones como “Foxy Lady”, “All along the watchtower”, la maravillosa “Little Wing” o “Purple Haze” llenaba los oídos de las personas que quedaban fascinadas por su forma de tocar, actuaciones tan brillantes como el concierto en Monterey en donde prendió su guitarra en fuego y realizó un ritual pagano o su presentación en Woodstock para cerrar el festival en donde interpretó su versión del himno de Los Estados Unidos nunca serán olvidadas, siempre serán parte del género maravilloso llamado Rock and Roll, una música llena de pasión inigualable y que hoy en día es de culto, de nicho.

Son pocas las personas en la historia del rock que han marcado como Hendrix, ese zurdo que tocaba como derecho, moreno, místico y bohemio que entregó su vida entera a tocar y a brindarnos lo que el mismo llamaba una “experiencia”, lleva ya 50 años tocando en los bares y estadios del cielo, o de donde sea que van las estrellas de rock cuando mueren.

Escrito el 2020-09-22 02:35:53
Felipe Szarruk

Felipe Szarruk

Newsletter Powered By : XYZScripts.com