COMER LOS ALIMENTOS DEBIDOS EN EL MOMENTO CORRECTO

Marzo es el Mes Nacional de la Nutrición, un buen momento para hacer una rápida revisión de sus hábitos alimentarios. A veces las resoluciones que tomamos al comenzar el año empiezan a desvanecerse cuando se acerca la primavera.

Comer bien no sólo significa tomar las decisiones alimentarias correctas, sino también comer los alimentos debidos en el momento correcto.

A continuación ofrecemos algunos consejos para mantener la mente y el cuerpo bien alimentados, para "comer bien" en el momento correcto:

Coma bien después de hacer ejercicio. El mejor momento para reabastecer el organismo es 30-45 minutos después de terminar el ejercicio. Sus músculos hambrientos quieren carbohidratos saludables -- como frutas, verduras o granos enteros -- y una infusión de proteínas.

Coma bien al levantarse. La gente que no desayuna suele compensarlo en exceso con calorías durante las horas de la mañana. Un desayuno ligero -- un tazón de avena con un poco de polvo de proteínas o un tazón de bayas con una porción de queso cottage.

Coma bien en lo que respecta a grasas. Para controlar la ingesta de grasas saturadas y grasas trans que pueden elevar los niveles de colesterol, lea las etiquetas. Las grasas saludables añaden sabor, así que agregue aguacate o nueces a su ensalada, o una pequeña cantidad de sabroso aceite de oliva a las verduras al vapor.

Coma bien antes de hacer ejercicio. Planifique su alimentación de

acuerdo con la extensión y la intensidad de su entrenamiento. Antes de hacer ejercicio necesita combustible. Si no tiene mucho tiempo para comer antes, lo ideal son los alimentos de digestión fácil, como las malteadas, las sopas o el yogur.

Coma bien cuando salga a comer fuera. Resista las tentaciones cuando está fuera. Si quiere reducir las calorías, comparta una entrada con un amigo y pida una ensalada más. O no coma los acompañamientos almidonados y duplique las verduras.

Coma bien antes de ir de compras. Si sale de compras con el estómago vacío, será como un niño en una dulcería y todo le parecerá bueno. Antes de salir, tome una barra de proteínas, una fruta o un puñado de nueces, y evitará las tentaciones.

Coma directamente del jardín. Las frutas y las verduras frescas son algunas de las comidas más saludables que existen, pero con frecuencia comemos las mismas todos los días. Los alimentos locales y de temporada agregarán sabor a su menú, y con frecuencia son mucho más frescos.

Coma bien por la noche. Mucha gente come la mayoría de sus calorías durante las horas que van desde la cena hasta la hora de acostarse. Aquellos que comen ligeramente o se saltan comidas durante el día sólo para permitírselas por la noche, no le están dando a su cerebro y a sus músculos el combustible necesario para la actividad diaria. Disperse sus comidas y refrigerios durante el día, y coma liviano por la noche.

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com