Cómo fomentar buenos hábitos de estudio para el éxito escolar

Escrito el 22 Ago 2016
Comment: Off
El estudio es un hábito que acompañará a nuestros hijos durante toda su trayectoria académica. Implica asumir un horario, disponer de un espacio libre de distracciones, y más. Es bueno que al principio ayudemos a nuestros hijos a adquirirlo hasta que lo afiancen para que después puedan estudiar con total autonomía.

Aquí tienes unos consejos para fomentar en tus hijos un adecuado hábito de estudio:

- El horario con todas las materias debe estar en un lugar visible del cuarto de estudio. Esto les ayudará a organizarse mejor.

- Uso de la agenda escolar. Nuestros hijos deben acostumbrarse a anotar aquí todas sus tareas y trabajos escolares, así como las fechas de sus exámenes. Los padres debemos estar pendientes de revisarlas en casa para saber en todo momento cuáles son las obligaciones escolares de nuestros hijos y tener constancia de posibles anotaciones y recomendaciones que pudiera reflejar su maestra.

- Debemos acudir a tutoría con su maestra para conocer sus progresos y/o dificultades escolares. Esto es importante porque nos permitirá conocer qué aspectos deberemos reforzar en nuestros hijos en casa.

- El momento de hacer los deberes. Recuerda, los padres estamos para asesorar, no para hacer la tarea de nuestros hijos. El objetivo es que aprendan sin ansiedad y esto es algo que deben hacer por sí mismos.

Recomendaciones:

  • Que comiencen a hacer las tareas escolares que les resulten más sencillas. Esto les motivará y evitará que se estanquen, se frustren y pierdan el tiempo.

  • Para aprender es imprescindible que comprendan todo lo que leen. Si no entienden alguna palabra, deben buscarla en el diccionario (este recurso ha de convertirse en su mejor amigo). Ante sus dudas, invítalos a que investiguen el tema en libros o en internet, que es una fuente inagotable de conocimientos e información. Asegúrate de que solamente consulten páginas seguras y serias, pues no toda la información proporcionada en internet es cierta.


Si tus hijos no traen deberes a casa, nunca está de más que trabajes con ellos:

  • Pequeños dictados.

  • La lectura silenciosa y en voz alta (seguida por preguntas de comprensión sobre lo leído).

  • Resúmenes de algún capítulo del libro que hayan leído o de alguna película que hayan visto: extracción de la idea principal.

  • Resolución de algún problema matemático.

  • Cálculo de algunas operaciones matemáticas básicas que estén trabajando en clase.

  • Investiguen juntos algún tema de su interés (los dinosaurios).


- El momento de estudiar. Se estudia con la finalidad de aprender, no exclusivamente para superar los exámenes. Hay que tener presente también que no solamente se estudia en las vísperas a un examen. El estudio eficaz y productivo implica que nuestros hijos hagan en casa un repaso de los contenidos trabajados en clase. Basta con que hagan una lectura diaria. Así, cuando la fecha del examen se aproxime, deberán hacer un esfuerzo menor basado fundamentalmente en memorizar contenidos más concretos.

Son numerosas las técnicas de estudio, tantas como estilos de aprendizaje puedan existir. Lo ideal es que nuestros hijos se sientan cómodos y seguros con su hábito de estudio.

Una vez estudiados los contenidos, podemos ayudar a nuestros hijos a consolidar sus conocimientos haciéndoles preguntas relacionadas con el tema estudiado. Esto les ayudará a sentirse seguros y les reconfortará, pues saben que estamos apoyándolos en este proceso de estudio que para ellos en muchas ocasiones no es fácil.

- El examen. Que no cunda el pánico. Debemos ayudar a nuestros hijos a superar la ansiedad que generan los exámenes. Estas pruebas están creadas para comprobar si han aprendido o no los contenidos. Algunos consejos:

  • La tarde previa al examen basta con que hagan un ligero repaso del tema (no es conveniente memorizar nuevos contenidos). Es importante que se distraigan dando un paseo, por ejemplo.

  • Deben dormir bien la noche anterior.

  • Es importante tomar un desayuno completo y equilibrado.

  • Han de tener confianza en sí mismos. Ellos son capaces.

  • En el momento del examen es importante que lean todas las preguntas y comiencen a responder aquellas cuya respuesta conocen (así irán liberándose de sus nervios).

  • Es útil que respondan con sus palabras sin tratar de recurrir a la reproducción exacta de las frases que aparecen en los libros.


Favorecerá su éxito escolar:

  • Que los motives, refuerces su autoestima y confianza en sí mismos;

  • Que te involucres en su vida escolar y les demuestres que te preocupas y te interesas en ayudarlos;

  • Que los premies y elogies;

  • Hazles ver que todo esfuerzo tiene su recompensa. Si estudian aprenden, si aprenden aprueban.

Univision

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com