editor@latinonewspaper.net | 24-Jul-2021 06:33:07 am

COMUNIDAD CELEBRA TRADICIONALES NOVENAS O POSADAS

Familias Reunidas Alientan Fervor Navideño

Escrito el 23 Dic 2008
Comment: Off
Greenville, SC.- “Estamos celebrando la novena porque es una de nuestras costumbres típicas colombiana. Ya hemos orado alrededor del nacimiento, para luego cantar y después compartir una comidita” dijo Elida Quiroz.

La Novena Navideña, es una práctica espiritual, que se heredó de los misioneros españoles. En ella, se ora, se cantan villancicos alrededor del nacimiento en un espíritu religioso, que los prepara con fervor para la Navidad.

Jorge Restrepo, natural de Colombia: “La novena en mi país, se celebra invitando a familiares, amigos y consiste en dar una oración especial diaria por un periodo de nueve días. Son como mensajes, con ciertos cánticos en donde también se da gracias a Dios. Al final se entonan villancicos, es que es más que todo para los niños”.

En la casa de los Quiroz, tanto padres como adultos, se divertían celebrando. Algunos lucían accesorios navideños e incluso, llegó Papá Noel, lo que alegró grandemente a los niños.

Es que se coloca el pesebre, luego los Reyes Magos, María y San José, la yegua y el burrito. En muchas partes se edifican como un pequeño pueblito, escenificando Belén, con sus vaquitas, sus ovejitas, su lago y la estrella de David, etc, recuerda Restrepo.

“Es tradición que se vayan moviendo los reyes magos y el niño no se coloca hasta la navidad y al final de cada novena a los niños se les premia con un regalito y se reparte unos bocaditos, unos snack, un cafecito con natillas, buñuelos; algo de comer”.

Las novenas, casi siempre, se realizan en diferentes casas y son los 9 días previos a la navidad.

En México, el nombre cambia a Posada y aunque también se realiza 9 días antes de la navidad, empezando el 16 de diciembre y terminando el 24, la ejecución es un tanto distinta.

Sale una procesión desde las Iglesias o casas donde se lleva en andas las imágenes de María y José. Algunas veces acompañados de un burro o guiados por un ángel. Cada noche una familia distinta la organiza y los personas peregrinan de casa en casa.

Iluminados por pequeñas veladoras, caminan, rezando el Rosario. Cantando solicitan posada una y otra vez, hasta que les abren un portón. Se rompen piñatas, llenas de dulces. La más común es la estrella de 7 picos. Cada pico es un pecado capital. Cuando se rompe un pico, se vence un pecado y se recibe dones de Dios (los dulces). Luego se come y la música ameniza el baile.

El evento es comunitario y festivo.

Por Rossy Bedoya - Reportera

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com