editor@latinonewspaper.net | 16-Jun-2021 02:40:35 am

COMUNIDAD RECIBIÓ EL 2010

brindis, fuegos artificiales, fiestas, deseos

Escrito el 08 Ene 2010
Comment: Off
Greenville, SC. - “Queremos dar gracias a Dios por todas las bendiciones recibidas en el Año que se va, por el pan de cada día y pedirle nos siga bendiciendo para este año 2010 que empieza” dijo Elida Quiroz, natural de Colombia, en la oración antes de degustar los deliciosos platillos en una fiesta de Año Nuevo.

Fiestas, brindis, cenas, quema de pólvora, música, reuniones familiares o disfrutando en un programa donde se despedía el 2009 para recibir el 2010.

Los gritos de la cuenta regresiva que marcaba la llegada del año que nacía, se escuchaba por todos lados, mientras el cielo se cubría de colores por los fuegos artificiales que muchos se animaban a lanzar, iluminando una fría noche con temperaturas bastante bajas.

En la localidad de Taylors, una espectacular fiesta reunía a un ameno grupo de gente.

Con gorros, pitos y matracas en mano, los presentes, disfrutaban del ágape, entre ellos, peruanos, mexicanos, colombianos, costarricenses, panameños, hondureños, puertorriqueños, americanos; todos coincidiendo en un solo saludo y los mejores deseos para el año que asomaba.

Minutos antes de las doce, la gran mayoría tenía en sus manos un palillo

con 12 uvas incrustadas. “Son para que, por cada campanada que marque las doce, vayan comiendo una y pidiendo un deseo” comentó una comensal.

Otros iban repartiendo lentejas: “Es para la fortuna” decían con una sonrisa. Verdad o no, la gente recibía lo que se les daba con simpatía.

“Estamos felices de poder reunir a mucha gente de tantos países, verlos felices de recibir este año que llega con esperanzas, un año que estamos seguros traerá mejoras y prosperidad a todos” dijo Maria Eugenia Serna.

Tras las doce, unos se quedaban abrazados a sus seres queridos, otros en cambio, se alejaban con ojos enjugando lágrimas, recordando talvez a sus familiares que se encontraban lejos.

Y muchos, se mostraban felices por despedir un año adverso, con una economía calamitosa, que trajo muchos sinsabores, especialmente a los inmigrantes; que dejó sin trabajo, casas y negocios a gran cantidad de gente.

Aun así, la gran mayoría coincidía en desear que el 2010 llegue con salud, esperanza, trabajo, con leyes justas para los inmigrantes y que finalmente todos puedan vivir en unión y armonía.

Por Rossy Bedoya Reporter

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com