Los antibióticos no son siempre la solución



(BPT) - Los CDC instan a las familias a tomar conciencia sobre los antibióticos

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) animan a los padres, los abuelos y a las otras personas que cuiden de un familiar a que Tomen Conciencia sobre los Antibióticos al hablar con sus profesionales de atención médica sobre el uso seguro de los antibióticos. Es importante saber que los antibióticos salvan vidas, pero que solo se deben usar cuando son necesarios. Cada vez que se usan antibióticos, estos pueden causar efectos secundarios y llevar a la resistencia a este tipo de medicamento.

Qué tratan los antibióticos

Los antibióticos solo se necesitan para tratar las infecciones causadas por bacterias, pero incluso algunas infecciones bacterianas pueden mejorar sin el uso de antibióticos. Se pueden usar antibióticos para tratar una variedad de infecciones comunes, como las estreptocócicas de garganta y las urinarias, así como afecciones potencialmente mortales, como la septicemia.

Qué no tratan los antibióticos

Los antibióticos no funcionan contra los virus, como los que causan los resfriados, la influenza (gripe), la bronquitis o el moqueo, aunque las secreciones sean espesas o de color amarillo o verde. Tampoco se necesitan antibióticos para algunas infecciones bacterianas comunes, incluidas muchas infecciones sinusales y algunas de oído.

Efectos secundarios de los antibióticos

Cuando usted o un miembro de su familia necesitan antibióticos, los beneficios generalmente superan el riesgo de que provoquen efectos secundarios o de que lleven a la resistencia a este tipo de medicamento. Pero cuando no los necesitan, no ayudarán y los efectos secundarios podrían incluso hacerle daño a usted o a alguien en su familia.

Los efectos secundarios comunes incluyen sarpullido, mareo, náuseas, diarrea e infecciones por hongos (candidiasis). Los efectos secundarios más graves incluyen reacciones alérgicas graves e infecciones por Clostridium difficile (también llamadas C. difficile o C. diff), las cuales provocan diarrea que, a su vez, puede causar daño grave en el colon y la muerte. Los pacientes y sus familiares pueden hablar con el médico si tienen alguna pregunta sobre los antibióticos o si estos provocan efectos secundarios, especialmente diarrea, ya que podría tratarse de C. difficile, lo cual debe tratarse de inmediato. El médico les puede explicar los riesgos de cualquier antibiótico que recete.

Los peligros de la resistencia a los antibióticos

Es importante recordar que “resistencia a los antibióticos” no significa que el cuerpo se haga resistente a los antibióticos; sino que son las bacterias las que desarrollan la capacidad de derrotar a los medicamentos diseñados para eliminarlas. Cuando las bacterias se vuelven resistentes, los antibióticos no pueden combatirlas, y estas se multiplican. Algunas bacterias resistentes pueden ser más difíciles de tratar y podrían potencialmente propagarse a otros miembros de la familia.

Lo que puede hacer para combatir la resistencia a los antibióticos

Para ayudar a reducir la propagación de las bacterias resistentes a los antibióticos, puede ayudar a su familia y a sus amigos a entender lo importante que es limpiarse las manos. El lavado de las manos es una de las medidas más importantes que usted y su familia pueden tomar para evitar enfermarse y para evitar propagar microbios a otras personas. Los padres, los abuelos y cualquier persona que tenga parte en el cuidado de la familia también pueden animar a los familiares enfermos a que se cubran la boca cuando tosan y a que no salgan de la casa mientras sigan enfermos.

Por qué son importantes las vacunas

Recibir las vacunas recomendadas, según el calendario de vacunación, ayuda a proteger a su familia y a aquellos a su alrededor. A lo largo del tiempo, las vacunas han prevenido cantidades incontables de casos de enfermedades infecciosas y han salvado millones de vidas. La mayoría de las vacunas recomendadas están disponibles en el consultorio de su médico, en centros de atención médica, departamentos de salud y centros de medicina del viajero. También puede haber vacunas disponibles en ciertas farmacias en su área.

Puede sentirse mejor sin antibióticos

Debido a que los antibióticos solo sirven para tratar ciertas infecciones causadas por bacterias, pregúntele al médico qué los está enfermando a usted o a su ser querido. Por ejemplo, los virus respiratorios generalmente desaparecen en una o dos semanas sin tratamiento. Dígale a su médico, enfermero, farmacéutico u otro profesional de atención médica de confianza si su enfermedad o la de su familiar empeora o dura más de lo previsto. Su profesional de atención médica puede ayudar a determinar cuál es la mejor manera de ayudar a que se sientan mejor.

Para saber más sobre la prescripción y el uso de antibióticos, visite www.cdc.gov/antibioticos.



]]>




Newsletter Powered By : XYZScripts.com