CUMBRE DEL GRUPO DEL RÍO: HISTÓRICO ACUERDO DE UNIDAD

PLAYA DEL CARMEN, México. La Cumbre del Río culminó con un histórico acuerdo de unidad para la creación de una Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños que excluye a EE.UU. y Canadá.

Los mandatarios reunidos en el Caribe mexicano, aprobaron diez declaraciones entre las que destaca la puesta en marcha del nuevo organismo "como un espacio regional propio que una a todos los estados", explicó el presidente mexicano, Felipe Calderón.

La intención es que esta entidad, en la que se pondrán a trabajar para que esté conformada en las cumbres de Venezuela (2011) o Chile (2012), asuma el "patrimonio" del Grupo de Río y la Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC).

El presidente anfitrión afirmó que "en tanto no culmine el proceso de constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños" se mantendrán el Grupo de Río y la CALC de forma unificada con sus respectivos métodos de trabajo, prácticas y procedimientos a fin de asegurar el cumplimiento de sus mandatos.

En sus intervenciones del cierre, los mandatarios de Cuba, Raúl Castro, y Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, coincidieron en el carácter "histórico" del acuerdo y, mientras el primero afirmó que ya "no tendría sentido" dilatar el proceso, el segundo destacó que servirá para conquistar su "personalidad como región".

Entre los acuerdos se anunció que el mandatario de República Dominicana, Leonel Fernández, presidirá el llamado Grupo de Amigos de Venezuela y Colombia para mediar en las diferencias entre estos países.

Por su parte, Uribe acercó posturas con Rafael Correa presidente de Ecuador, para avanzar la normalización de relaciones casi dos años después del bombardeo colombiano de un campamento guerrillero en territorio de Ecuador que provocó la ruptura entre ambos Gobiernos.

Entre las resoluciones aprobadas en la Cumbre de la Unidad se destacan la declaración de solidaridad con Haití, poner fin al bloqueo de Estados Unidos sobre Cuba y defender los derechos de Argentina sobre las Islas Malvinas frente al Reino Unido.

El discurso más crítico de la jornada de clausura vino del presidente saliente de Costa Rica, Oscar Arias, quien lamentó que los países latinoamericanos sean "escleróticos e hipertrofiados" y criticó que Honduras no fuera invitado a la Cumbre por seguir fuera de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En la clausura, Chile tomó el relevo de México al frente de la Secretaría del Grupo de Río para convertir a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños en un foro político fundamental de la región, según su presidenta Michele Bachelet.

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com