editor@latinonewspaper.net | 03-Dec-2020 11:17:28 am

DAN FORMA A PROYECTO BIPARTITA DE INMIGRACIÓN

Nuevo proyecto preliminar de la reforma en el Congreso incluye a demócratas y republicanos

WASHINGTON, D.C.— Un esfuerzo de hablar de inmigración de manera bipartidista se está impulsando a puerta cerrada en la Cámara de Representantes, después de que el proyecto de ley promovido por Luis Gutiérrez (D-IL) no contara con ningún co-auspiciador republicano.

La semana pasada el congresista, Lincoln Díaz Balart (R-FL) comentó que "lleva un año trabajando en el anonimato", junto a Xavier Becerra (D-CA) y otros legisladores, demócratas y republicanos "finalizando un proyecto de ley bipartidista".

Además, comentó que la legislación empujada por Gutiérrez "no tiene posibilidades" y que aunque la introducción de esta propuesta "fue un duro golpe" para los esfuerzos que se están realizando, la intención es "continuar trabajando y presentar un proyecto".

Por otra parte, Becerra dijo que "no existe nada que esté en un lenguaje legislativo. No es comparable a lo que presentó Luis Gutiérrez. No es algo donde haya un grupo fijo o en que sólo algunos puedan participar y con un límite de tiempo para ser presentado. En esto se trata de un esfuerzo para llegar a una reforma y hablar seriamente con cualquiera que esté dispuesto a conversar".

"En este proceso no se puede poner barreras a lo que se discute, para que finalmente se alcance un lugar común y tener una reforma migratoria. No hay ningún proceso paralelo, ni una propuesta. Existe una conversación que ya se ha extendido por meses", agregó.

Becerra a su vez aseguró que toda legislación, como ocurrió en el caso de la reforma de salud, no se logra a través de una sola propuesta y que el proceso de diálogo es esencial para alcanzar resultados.

Fuentes del Capitolio aseguraron que otra congresista que sería parte de la conversaciones bipartidistas sobre inmigración es Zoe Lofgren (D-CA) quien es la presidenta del subcomité de inmigración de la Cámara de Representantes.

Además, insistieron en que la base sobre la que se está conversando, es que el Senado debe ser el que debata primero una reforma migratoria. A su vez, coincidieron en que no existe ningún límite de tiempo ni lenguaje legislativo escrito sobre las discusiones que se están sosteniendo y aseguraron que los diálogos sólo han sido entre congresistas, sin sus asesores legislativos ni parte de su equipo.

Por otra parte, líderes de grupos pro inmigración, como Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, enfatizaron que "es bien conocido que para aprobar la reforma migratoria se necesita alrededor de 8 a 10 republicanos en el Senado y 20 a 30 en la Cámara Baja. Sin este apoyo es muy difícil conseguirlo. Entendemos que existen numerosas discusiones para encontrar apoyo", dijo.

"El hecho de que demócratas y republicanos estén trabajando juntos son excelentes noticias. Es importante que en el caso de resultar en una propuesta legislativa, que trate a las personas de manera justa", declaró Ali Noorani, director ejecutivo de National Immigration Forum.

Fuentes vinculadas con la reforma migratoria explicaron que este proceso en la Cámara Baja se ha dado de manera muy discreta y que probablemente Díaz Balart realizó las declaraciones motivado por la necesidad de contarles a sus electores por qué no apoyó el proyecto de ley de Gutiérrez a pesar de que él está interesado en la inmigración. Sin embargo, al no tener la opinión directa de este congresista, esto no puede ser confirmado.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com