editor@latinonewspaper.net | 07-Mar-2021 10:06:06 am

DEBATE DE REFORMA SE POLARIZA

Mientras unos rezan, otros guerrean

Escrito el 24 Sep 2009
Comment: Off
WASHINGTON - Grupos pro-inmigrantes realizaron el martes una vigilia en contra de la "retórica del odio" en Estados Unidos mientras, en paralelo, líderes conservadores se desplegaron por los corredores del Capitolio para cabildear en contra de la reforma migratoria que legalizaría a millones de indocumentados.

No más mentiras

Activistas de la comunidad de fe alzaban plegarias "para que acabe el uso de la retórica del miedo y el racismo que envenena nuestras comunidades" y para que cesen "las mentiras que culpan a los inmigrantes de todos los males de nuestro país".

El murmullo de oraciones frente al Capitolio, contrastaba con el poder del micrófono de alrededor de 47 locutores de radio conservadores que desde un hotel aledaño denunciaban la "carga pública" que representan los indocumentados.

El telón de fondo de estas medidas de presión es el álgido debate nacional sobre la reforma de salud de Estados Unidos, en el que los detractores del proyecto en ciernes insisten en que éste no tiene mecanismos para impedir que los indocumentados accedan, por ejemplo, a un seguro público.

Los grupos pro-inmigrantes señalan que el sistema (de salud) ya tiene suficientes trabas contra ellos, que se corre el riesgo de negar servicios a residentes legales y que hacer cumplir esas restricciones acarrearía más gastos al Estado.

La Casa Blanca, que todavía busca consenso con la oposición, ha asegurado que el plan de Obama aumentaría las restricciones y requeriría la verificación de la residencia permanente.

Pero esa reacción no cayó en gracia a legisladores como el demócrata Luis Gutiérrez (Illinois), que creen que con eso el Ejecutivo está cediendo a las

presiones de la ultraderecha.

"El señor Wilson ganó, con sus insultos, con sus ataques, con la barbaridad que (Wilson) hizo esa noche ganó porque, ¿qué hace la administración (Obama) 72 horas después? Le da exactamente lo que él quería. Su propósito era hacerle daño a nuestra comunidad inmigrante y él ganó", se lamentó Gutiérrez

En la vigilia del martes, Gutiérrez señaló que "no hay una propuesta" en la que los conservadores no metan su veneno antiinmigrante pero "hemos escuchado estas voces en el pasado, han fracasado y van a fracasar en el futuro".

Los 12 millones de inmigrantes son consumidores, pagan impuestos, contribuyen al crecimiento económico y es la realidad que hay que resaltar, apuntó Gutiérrez.

Pero Wilson se ha convertido en una especie de héroe para los detractores de las reformas de salud y de inmigración. El sábado pasado, más de 10,000 militantes conservadores tomaron las calles de Washington en contra de la reforma sanitaria, y portaban carteles que rezaban "Viva Joe Wilson!".

Por otra parte, grupos como la Federación para una Reforma Migratoria Estadounidense (FAIR) participan en jornadas de cabildeo en el Legislativo.

Contrario a lo que dicen los detractores de la reforma de salud, la iniciativa explícitamente prohíbe el uso de fondos federales para la cobertura médica de los inmigrantes clandestinos.

Gutiérrez aconsejó hoy "entrenar al ejército" de activistas "para cuando venga el día de la batalla" a favor de la reforma migratoria.

Parece un consejo sabio en vista de que los conservadores no cesarán sus ataques contra los inmigrantes: los demócratas deben sacar a sus militantes a las calles porque, ante la acritud del debate, no basta rezar.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com