editor@latinonewspaper.net | 28-Nov-2020 09:36:12 am

DEGRADAN A JEFES POLICIACOS

Se trata de dos altos mandos que estaban a cargo del parque MacArthur el 1 de mayo

Dos altos mandos del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), quienes estaban a cargo del operativo policiaco en el parque MacArthur la tarde del 1 de mayo, fueron removidos de sus posiciones, informaron ayer las autoridades locales.

El veterano Cayler "Lee" Carter, quien estaba a cargo de la oficina central del LAPD, fue degradado de subjefe a comandante y asignado a tareas caseras.

El jefe del LAPD, William Bratton, dijo que se trata de una acción personal y no disciplinaria.

Las sanciones, dijeron las autoridades, se darán una vez que concluyan las investigaciones que se llevan a cabo.

En otra acción derivada de los hechos violentos del parque MacArthur, el comandante Louis Gray, segundo de a bordo de Carter, fue enviado a la oficina de operaciones del LAPD, donde desempeñará tareas meramente administrativas.

Un día antes el jefe Bratton había anunciado la inhabilitación de unos 60 agentes miembros del escuadrón antimotines que participaron en los sucesos del 1 de mayo.

Los agentes de ese escuadrón considerado de elite y que fueron retirados de las calles desde el 2 de mayo, están siendo capacitados de nuevo en control de motines, uso de fuerza, uso de armas no letales y relaciones con la prensa, señalaron las autoridades.

Esos mismos agentes antimotines podrían regresar a sus funciones para este fin de semana. Sin embargo, si luego de que concluyan las investigaciones, algunos de los policías son encontrados culpables de alguna agresión seria, pudieran ser removidos del servicio en campo.

Carter y Gray eran el uno y dos de la oficina central y estaban a cargo de los policías que protagonizaron los incidentes violentos de hace una semana.

"El subjefe Carter era el alto mando ese día en el parque MacArthur", aseguró Bratton.

La oficina central es una de las cuatro en que se divide el LAPD en la ciudad y tiene bajo su mando las estaciones de policía de Hollenbeck, Newton, Central, Northeast y Rampart, así como la División Central de Tráfico, las cuales dan servicio a cerca de un millón de habitantes.

Carter era un subjefe de dos estrellas que fue degradado a comandante de una estrella, lo que significa reducción de sus responsabilidades y de sueldo.

Las tareas caseras a las que fue asignado Carter, se refieren a que el ahora comandante no estará reportándose a una oficina, sino que estará en su casa disponible para lo que el jefe Bratton requiera.

En conferencia de prensa, Bratton dijo que hoy estaría nombrando a los nuevos encargados de la oficina central.

Los dos policías reasignados tienen más de 30 años en la corporación.

En la misma rueda de prensa, el alcalde Antonio Villaraigosa le dio el espaldarazo al jefe Bratton en sus intenciones por continuar al frente del LAPD.

"El liderazgo verdadero se demuestra durante una crisis y el jefe Bratton ha comprobado que es un líder verdadero", dijo.

Para el jefe del LAPD, lo sucedido el 1 de mayo no le afecta y por el contrario lo fortalece.

"Este evento llevó a resaltar lo que he hecho en la ciudad, demuestra el liderazgo fuerte y con experiencia que tengo para mantener a la ciudad en calma y con un Departamento de Policía funcional", dijo en dedicatoria

para quienes han pedido su renuncia.

Villaraigosa comentó que no buscan dejar la responsabilidad por debajo de la cadena de mando.

"La responsabilidad empieza desde arriba, lo que sucedió el 1 de mayo estuvo mal y estamos tomando acción inmediata para corregirlo, hoy estamos realizando una acción decisiva", mencionó.

Las autoridades insistieron en que Cayler Carter fue quien el 1 de mayo por la tarde, en la esquina de las calles Alvarado y Séptima, estaba a cargo del puesto de mando.

"Era el responsable de tomar la decisión de desplegar una fuerza", destacó Villaraigosa, mientras que Gray era el segundo a cargo.

Aunque no anticiparon más movimientos de personal, el alcalde dijo estar comprometido a hacer cualquier cambio necesario.

Y agregó: "Todos somos responsables y estamos asumiendo esa responsabilidad al asegurar que llegaremos al fondo de lo que pasó aquí".

Para el jefe John Mack, presidente de la Comisión de Policía, lo que pasó el 1 de mayo fue una serie de eventos terribles.

"El jefe Bratton ha demostrado acciones proactivas de su liderazgo", subrayó Mack.

Las autoridades dieron a conocer que en el operativo del 1 de mayo para dispersar a la multitud del parque MacArthur participaron agentes de la Patrulla de Carreteras de California (CHP).

Sin embargo, aclaró Bratton, esos oficiales estaban en reserva y no participaron en acción directa en contra de los asistentes al mitin.

Sergio Díaz, comandante del LAPD, explicó que la medida del jefe Bratton al tomar una acción personal para remover de su cargo a Cayler Carter, es de conformidad a las reglas del servicio civil de Los Ángeles.

"Los oficiales de más alto grado, con dos o tres estrellas, son personas que pueden ser reasignadas por el jefe cuando lo desee, cuando sienta que le conviene para el buen manejo del departamento", mencionó Díaz.

Ayer mismo, el Concejo Municipal tomó la decisión de crear un grupo especial para monitorear las acciones que se estén llevando a cabo para aclarar lo sucedido en el parque MacArthur.

A cargo de ese grupo especial estarán los concejales Ed Reyes y Jack Weiss, el primero como representante de la zona donde ocurrieron los disturbios y el segundo como presidente del Comité de Seguridad Pública de la ciudad.

"La tarea va a ser mantener informada a la comunidad de manera inmediata, que el jefe de la policía reporte lo que está haciendo", señaló Reyes.

El concejal consideró importante contar con espacio formal donde la gente pueda acudir y tratar este asunto.

"Estamos viendo que las acciones de la policía nos han dañado mucho", comentó Reyes, "por ello es importante que la gente tenga un lugar, aquí en el Concejo, dónde desahogarse, y poner en récord formal lo que nos digan".

Dentro de dos semanas, el LAPD estará entregando un reporte preliminar de lo sucedido en el parque MacArthur.

"El plan es proporcionar un reporte postacción al Concejo Municipal en dos semanas, también para el alcalde y para la Comisión de Policía, que será un primer análisis de lo ocurrido sobre los asuntos de mando y control ese día, pero no es la investigación detallada sobre personal y uso de fuerza, la cual tomará varios meses", destacó el comandante Díaz.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com