editor@latinonewspaper.net | 23-Jan-2021 10:07:27 pm

DEMANDAN POR ATRASOS EN CASOS DE CIUDADANÍA

Escrito el 06 Dic 2007
Comment: Off
Una demanda colectiva fue presentada contra del gobierno federal por atrasos en algunos trámites de naturalización debido en gran parte a la revisión de nombres que realiza la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

La querella presentada por la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) y el Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC) busca ayudar a los peticionarios de naturalización, cuyos casos han sido detenidos por este proceso, a que se completen a la brevedad posible por orden judicial, señaló Ranjana Natarajan, abogada de ACLU.

Según Natarajan, bajo la ley el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (CIS) está obligado a responder a una solicitud de naturalización en 120 días, luego de cumplir con todos los requisitos legales, pero algunos casos están demorando más tiempo de lo requerido, aseguró.

"Lo que queremos es que una corte ordene que esta revisión de nombres [por parte del FBI] no está funcionando o que debe ser arreglado", expresó la jurista. "Hay personas que están estancadas en el sistema por dos o tres años y los ponen en un limbo", añadió.

Sharon Rummery, portavoz del CIS para la región Oeste, declinó comentar sobre la demanda, indicando que esta entidad no comenta en casos que están en litigio.

Por su parte, Lourdes Arocho, portavoz de la oficina de Los Ángeles del FBI, señaló igualmente que le era imposible comentar sobre la demanda presentada.

Sin embargo, Arocho explicó que semanalmente reciben un promedio de 70 mil solicitudes de agencias a nivel nacional, incluyendo el CIS, para hacer revisión de nombres.

Según Arocho, el 90% de los casos se resuelve en un lapso de una hora hasta 60 días en promedio.

"Depende mucho de las circunstancias que una investigación se demore, principalmente si encontramos que el nombre ha sido mencionado en algún caso; tenemos que verificar con más intensidad si se trata de la persona de la que nos han solicitado la revisión", señaló Arocho.

"El FBI obviamente está trabajando por la seguridad del país, nos queremos asegurar de que la persona que revisamos no sea una amenaza para la seguridad nacional", agregó. Aclaró asimismo que estos comentarios no están vinculados con ninguno de los demandantes.

Según la demanda, un ombudsman, quien fue asignado por el Congreso para proveer recomendaciones de cómo mejorar los servicios del CIS, en su reporte anual informó que a mayo de 2007, más de 329

mil casos se encontraban pendientes, debido a la falta de revisiones de nombre por parte del FBI y que más de la mitad sobrepasaban los 90 días.

A pesar que el CIS expresa que el 90% de sus revisiones de nombre son completados en un plazo de seis meses, el ombudsman encontró que cerca de un tercio de éstos tiene más de un año de espera.

Asimismo, un análisis publicado por la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Nombrados (NALEO) indica que en el año fiscal 2006-2007 hubo un incremento del 85% de solicitudes de ciudadanía sin completarse. En total, más de un millón de solicitudes fueron enviadas en 2007, el número más alto en la década.

El análisis también muestra que en algunas partes del país, el CIS ni siquiera inicia los trámites hasta cuatro meses después de recibir las solicitudes.

De acuerdo con Arturo Vargas, director de NALEO, "el tiempo estimado que debería tomar al CIS en completar una aplicación es de 16 a 18 meses".

Sin embargo, Abbas Amirichimeh, originario de Irán y uno de los demandantes, desde agosto de 2004 no tiene respuesta, a pesar de haber realizado la entrevista y cumplido con los requisitos, según expresó.

Amirichimeh no pudo viajar a su natal país para atender el funeral tras la muerte de su padre, de su tía y de su abuelo porque tenía miedo de que lo detuvieran a su regreso sin tener un pasaporte estadounidense.

"Este es un sistema roto, y creo que si hay un problema debemos venir con una solución", expresó. "Siento que mi vida está flotando en el aire, como que si estuviera en el limbo", añadió.

Por su parte, otro de los demandantes, James Moorhead, un ciudadano del Reino Unido, casado con una mexicana, señaló

que lo más frustrante de todo esto era no poder acelerar el proceso de petición familiar para su esposa.

Moorhead, quien vive en Estados Unidos desde 1976, envió su solicitud en septiembre de 2005 y recibió su fecha de prioridad como enero de 2006. A la fecha no ha sido programada su entrevista o su examen debido a que la revisión de nombres no había sido completada, aseguró.

"Duele que te pase esto después de darle 30 años de tu vida a este país", expresó molesto Moorhead dentro de las instalaciones del ACLU en Los Ángeles. "Yo espero que con esto [la demanda] podamos ver algo de respuesta, pues como yo hay muchos más que están esperando por ser parte de este país", agregó.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com