editor@latinonewspaper.net | 07-Mar-2021 09:51:39 am

DETENCIÓN Y CORTE POR ROBAR EN EL MALL

VIVEZA O ESTUPIDEZ?

Escrito el 13 Dic 2007
Comment: Off
Greenville, SC.- Un adolescente de quince años, fue como de costumbre, con sus amigos a pasear por el Haywood Mall.

Estando en una de las tiendas, uno de ellos, lo retó a robarse algo de dicho almacén. El muchacho, no lo dudó dos veces y tomó uno de los artículos de la tienda.

El joven jamás imaginó que las cámaras de seguridad estarían siendo chequeadas minuciosamente, por lo que en minutos, el pilluelo era detenido.

“Los chicos de esa edad, tienden a hacer cosas por llamar la atención. Es triste reconocer que para algunos jóvenes, no tan inteligentes, la presión de grupo puede más que sus valores” dice Darío Valderrama, puertorriqueño que trabajó de seguridad en el Mall.

Los lugares de recreación para jóvenes en Greenville, no son muchos, por lo que uno de los puntos de reencuentro es el Mall.

“Salía siempre con mis amigas a caminar los sábados por el Mall. Hace un mes, al regresar de pasear con dos de mis compañeras de clases, me senté a conversar con mi mamá” dice Mayra García, una hondureña de 15 años.

Le contó que en ocasiones, cuando estaban aburridas, ellas se retan a tomar algo de alguna tienda, lo que sea, algo de repente que no tiene gran valor.

“Eso lo hacen solo para pasar el tiempo y demostrar audacia,” le dije a mi madre.

Esa fue la última vez que mi mamá me dejó salir con ellas.

Lo más triste es que los padres nunca se enteran que sus hijos están robando, porque lamentablemente ese es el nombre de esa acción, dice Sonia Hernández, socióloga en SC.

“Muchos padres, dejan que sus hijos salgan, porque ven que se van con amigos conocidos, pero es importante indagar que es lo que hacen cuando están en grupo, como hablan, como se comportan” dijo.

Un adolescente como bien dice su nombre “adolece” de muchas cosas todavía, lo que hace que no sea totalmente maduro ante ciertas circunstancias.

Es por ello, la importancia de los padres como observadores “ Cómo, yo como madre, no me voy a dar cuenta que mi hija tiene más y más ropa, cuando nosotros no le damos dinero para que se compre?”

Lamentablemente, muchas veces, cuando estos chicos se dan cuenta de lo que han hecho, es tarde; asegura.

Para ellos, fue más fácil quedar bien ante sus amigos, aunque el perjudicado al final es solo el que roba.

Este joven, además no podrá más ingresar al Mall, a menos que mande una carta, pidiendo perdón a la administración.

Esta costumbre debe cambiar. Es menester de los padres, tomar cartas en el asunto y preguntar a sus hijos, que hacen cuando están en el Mall?


Por Rossy Bedoya, Reportera

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com