DREAMERS TENDRÁN CAMINO CORTO A CIUDADANÍA

Cuandos se apruebe la reforma migratoria, los jovenes del DACA recorrerán un camino 5 años más corto.

En el verano del año 2000, cuando tenía 11 años, Justino Mora cruzó la frontera con su mamá y sus dos hermanos, escapando de un padre abusivo y de la pobreza en Nepantla, estado de México.
Trece años después, un día de la semana pasada, Justino estaba sentado en un sofá de la Casa Blanca contándole al presidente y vicepresidente de Estados Unidos la historia de su familia. "Mi madre hizo una decisión valiente", dice el joven, delgado y con lentes, cuya seriedad no traiciona su juventud. "Gracias a eso pude tener una buena educación".
Justino y su familia se establecieron en Los Ángeles. Su mamá tuvo más de un trabajo a la vez: limpiaba casas y trabajaba como conserje en empresas.
La adaptación no fue fácil para Justino, que era un buen estudiante en México, pero que sin saber inglés se rezagaba en clase. Pero salió adelante y hoy estudia ciencias políticas y de computación en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).
El joven y su hermano menor se acogieron a DACA, el programa de acción diferida creado por el gobierno de Barack Obama hace un año, y por el momento están protegidos de la deportación.
De aprobarse la ley de reforma migratoria pendiente en el Senado, Justino y sus hermanos tendrían un camino relativamente corto hacia la residencia permanente y la ciudadanía. Los jóvenes con DACA vigente recibirían otro estatus temporal llamado RPI.
Pero los llamados DREAMERS o jóvenes que llegaron aquí antes de los 16 años y estén estudiando, hayan estudiado o servido en las Fuerzas Armadas, tendrían la residencia permanente en 5 años en vez de 10 como para otros inmigrantes sin documentos que llegaron como adultos, cuando se apruebe el proyecto de ley que está en el Senado.
Igual que Justino en Carolina del Sur cientos jovenes se han beneficiado de DACA. Muchos ya tienen presencia legal, permiso de trabajo, seguro social y la codiciada licencia de conducir. Otros aún esperan para salir de las sombras. Muchos desean seguir sus estudios en la universidad y otros conseguir un mejor empleo con beneficios y buen salario.
La historia de todos estos jóvenes es similar pero, no hay nada que detenga, ni rompa el espiritu de superación de nuestra gente.

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com