editor@latinonewspaper.net | 03-Mar-2021 09:17:10 am

EL AFICIONADO Y EL FÚTBOL

Escrito el 19 Mar 2009
Comment: Off
Recientemente, fuimos testigos de jugarse un partido de fútbol a puerta cerrada para los aficionados de los equipos Medellín y Nacional, todo esto debido a los actos vandálicos cometidos. El estadio fue acordonado por la policía para evitar que los aficionados los vendedores llegaran a dicho escenario. Los únicos testigos fuera de directivos, jugadores, árbitros, veedores, eran los medios de comunicación.

La Administración Municipal quería dar una lección a los hinchas.

Mi pregunta, haciendo similitud con lo ocurrido el 11 de Mayo en el Atanasio Girardot, es que si para controlar a los alumnos frente al desorden en la clase, debo dar las clases sin la presencia de ellos, o es hacer un trabajo pedagógico al interior de la clase que nos lleve a disfrutar el espacio y la relación que existe entre el educando y el educador para convertir el momento en un disfrute, en un placer por el aprender y desaprender y entender que la responsabilidad se construye en la presencia y no en la ausencia.

Recordemos que lo del Caguán fue concebido como un espacio, donde el diálogo sería el eje central, para iniciar procesos de cambio que beneficiaran al país en general, que no se convirtiera en acciones unilaterales y que allí pudieran converger diferentes sectores dando a conocer las necesidades y pensamientos como característica de un país democrático.

Pero cual fue la herencia que nos

dejó esta experiencia, este alto en el camino a los colombianos, una nación cada día más arrasada y golpeada por los grupos al margen de la ley, será que la zona de distensión del fútbol llamado Atanasio Girardot no es una voz de alerta, para que retomemos, el mismo camino de promover pedagógicamente el espectáculo del fútbol, como un espacio para divertirnos sanamente. Pero para ir logrando poco a poco estos resultados debemos ir desarmando algunos espíritus y comprometerlos con su ética que está implícita en su profesión.

Es pedirle al periodismo no enfrentar a los aficionados.

Es pedirle a las barras que los estadios no se parcelan con manilas, para impedir el acceso de aficionados.

Es hacer un trabajo de equipo para que no ingresen botellas de licor a cambio de unos cuanto billetes.

Es pedirle a los jugadores que el Gol es algo que se canta con emoción y se comparte con el aficionado

Es pedirle a la Autoridad Municipal, que los impuestos que genera el espectáculo, se pueden invertir en jornadas de trabajo a través de Escuelas y Colegios.

Es pedirle a los padres de familia genere en sus hijos espacios para ir construyendo con el diálogo, una persona que respecta y valora, que critica pero sin violencia las ideas de su adversario, aquí recuerdo las palabras del Filosofo Estanislao Zuleta cuando dice "El derecho más valioso del ser humano, es el derecho a ser distintos"

Por Mario Echeverry

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com