editor@latinonewspaper.net | 07-May-2021 03:13:58 pm

EL CONEJO DE PASCUA

Escrito el 27 Mar 2015
Comment: Off
El Conejo de Pascua tiene sus orígenes en las culturas germánicas y anglosajonas pre-cristianas, siendo este siempre un símbolo pagano y emblema de fertilidad.
Los pueblos germánicos rendían culto a una antigua divinidad llamada Ostara -de cuyo nombre derivaron las palabras alemana "Ostern" y la inglesa "Easter" (Pascua), que simbolizaba la generación de la primavera. La representaban con forma de una liebre o de un conejo y le dedicaban el mes de abril, fecha en que la honraban como diosa de la luz y de la primavera.
La Iglesia Cristiana, queriendo poner fin a los ritos paganos transformándolos en religiosos y cristianos, eligió a dicha festividad para celebrar la Resurrección de Cristo.
El conejo de Pascua, cuyos huevos (según los antiguos) representaban el símbolo de la vida -pintándose de colores para celebrar los días de abundancia- pasó a ser mensajero de Cristo, y los huevos, en lugar de ser consumidos en grandes fiestas como era la costumbre, sólo podían ser comidos después de los 46 días de abstinencia correspondiente a la Cuaresma.
Una leyenda explica la existencia del "conejo de pascua" desde el punto de vista cristiano. Narra que un conejo quedó encerrado en el sepulcro donde fue encerrado Jesús y presenció su resurrección. Cuando salió de la cueva quiso comunicar a todos la buena nueva regalando huevos pintados, creyendo que así todos entenderían el mensaje de vida y alegría.
Desde entonces, cuenta la leyenda, el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordarle al mundo que Jesús resucitó y hay que vivir alegres.
La tradición contaba que una coneja iba saltando de casa en casa y se le iban cayendo los huevos que traía en su canasta, historia que aprovechaban los padres para esconder los huevitos alrededor de la casa, o en escondites, para que los niños se entretuvieran buscándolos.
Posteriormente, los niños de las granjas construían nidos en lugares apartados o escondidos de la casa, el granero o el jardín para que pusiera sus huevos el conejito/a.
Más tarde, con el avance de la civilización, se comenzaron a construir elaboradas cestas para poner los huevos.
Los primeros conejos de Pascua era huecos, estaban hechos con papel maché y tenían una cabeza desmontable. En el interior se colocaban los primeros huevos que estaban fabricados con azúcar.
Luego se comenzaron a fabricar directamente los conejos de chocolate tal como se los exhibe en los comercios.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com