editor@latinonewspaper.net | 17-Jun-2019 09:39:24 am

EL DESCENSO EN LAS TASAS DE CÁNCER DE MAMA

Un análisis reciente muestra que el descenso en el número de casos de cáncer de mama empezó en 2003 y en realidad se debe a que las mujeres dejaron de tomar la terapia de reemplazo hormonal (TRH), después de que un estudio estadounidense mostrara tasas sorprendentemente elevadas de problemas cardiacos y cáncer de mama entre las usuarias de algunos tipos de TRH.

Algunos expertos sugieren que dicha teoría explica la tendencia, mientras que otros señalan que podría deberse a cambios en el uso de la mamografía.

"Si usted deja de tomar hormonas, su riesgo de cáncer de mama [asociado con el uso de hormonas] disminuye rápidamente", señaló el Dr. Rowan Chlebowski, oncólogo médico del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Los Ángeles

Los investigadores también sugieren que el periodo "seguro" del uso combinado de progestina y estrógeno para aliviar los síntomas posmenopáusicos era probablemente de alrededor de dos años y no de cinco, como habían señalado los investigadores con anterioridad.

Para llegar a la raíz del descenso de las tasas de cáncer de mama, Chlebowski y colegas analizaron los datos del ensayo el que más de 15,000 mujeres fueron asignadas a un placebo o a la TRH, y de un estudio de observación en el que más de 25,000 mujeres tomaron TRH y más de 16,000 no lo hicieron.

La parte del estudio de terapia combinada se suspendió en 2002, tan pronto los investigadores observaron tasas altas de problemas cardiacos y cáncer de mama en mujeres asignadas a la TRH combinada (pero no al estrógeno solo).

Cuando el grupo de Chlebowski analizó los efectos de la TRH en mayor detalle y a intervalos más cortos, hallaron que durante el periodo inicial de dos años, el grupo que tomó TRH del ensayo tenía menos diagnósticos de cáncer de mama que el grupo de placebo.

Sin embargo, el número de casos de cáncer de mama de este grupo aumentó durante el periodo de 5.6 años del estudio. El riesgo se redujo rápidamente en ambos grupos tras la suspensión de las pastillas.

Este hecho debilita el argumento de que el descenso en los casos de cáncer de mama se debe a que menos mujeres se hacen las mamografías, apuntó.

"Hubo un rápido descenso en la incidencia del cáncer de mama tras suspender la terapia de hormonas, mientras que el uso de la mamografía no varió entre los grupos", explicó Chlebowski.

Por ejemplo, en el estudio de observación, la incidencia de cáncer de mama era casi dos veces más alta en el grupo que tomaba hormonas que en el grupo de placebo, pero esa diferencia desapareció a los dos años, cuando descontinuaron el uso de hormonas.

La mala noticia es que las mujeres que continúan con la TRH combinada durante cinco años están en mayor riesgo de cáncer de mama, sugirió el nuevo análisis.

Sin embargo, Chlebowski dijo que los cánceres podrían ser difíciles de detectar en las mamografías durante el uso inicial de hormonas.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com