editor@latinonewspaper.net | 19-Sep-2021 04:06:39 pm

EL DIA DE LAS MADRES

Sacrificio de Una Madre, “mi único objetivo es que mis hijos tengan un mejor mañana, me olvide quien soy para que ellos logren sus sueños”.

Escrito el 08 May 2015
Comment: Off
Greenville, SC.- El segundo domingo de mayo celebramos el Dia de las Madres y este año es el 10 de mayo.
Muchos dicen que el día de las madres debería ser todos los días, los hijos nos acordamos de la comida de la mamá y sus cuidados. Para otros sus madres fueron frías e indiferentes. Pero independiente del tipo de relación que se haya tenido con la madre, este día no puede pasar desapercibido.
Hablando con madres hispanas sobre qué han tenido que sacrificar por sus hijos, encontramos que el amor de una madre sobrepasa cualquier entendimiento, que es un amor incondicional y la alegría es poder ver a sus hijos salir adelante.
Para Patricia “Yo me olvidé que soy profesional en mi país y aquí he tenido que trabajar en cosas que jamás imaginé, pero mi único objetivo es que mis hijos tengan un mejor mañana, me olvide quien soy yo para que ellos logren sus sueños”.
Carmen dice, “soy madre soltera, no tengo el respaldo del padre de mi hijo, no pude ir a la universidad porque me tocó trabajar para poder alimentarlo y educarlo, me olvidé de mi juventud, ahora tengo una persona por la cual debo ser lo que un padre debería hacer”.
Estela comenta, “He sacrificado mi vida amorosa, tengo una niña y no deseo arriesgarla con un padrastro. No me puedo dar el lujo de enamorarme, mi hija esta primero a mis necesidades”.
María “He tenido que sacrificar el no poder ver a mis tres hijos porque tengo que trabajar mucho y mis horarios son muy pesados. Me duele no poder ser la madre que los puede acostar, no tengo familia aquí y mi vida es solo trabajar porque las cuentas no esperan”.
Esperanza, relata, “Desde que llegué a este país mi única meta han sido mis hijos. Me tocó dejarlos en mi país, mis noches son amargas, porque no puedo tenerlos junto a mí. Cuando yo regrese ellos van a estar grandes y casados y no sé si se acordaran de mí, pero yo voy a estar aquí para que ellos puedan ir a estudiar. Ocupo todo mi tiempo trabajando para no pensar en ellos y desesperarme. Si vuelvo a mi país, ellos no van a poder tener lo que tienen ahora. He sacrificado no ser madre para que ellos estén bien”.
Olga cuenta, “He tenido que aguantar humillaciones y maltrato por mis hijos pero no me importa porque algún día los veré bien y todo quedara en el pasado”.
Los hijos nunca sabrán cuanto hace una madre por ellos. Pero ellas lo hacen con amor y muchas quedan solas porque nunca esperan nada a cambio.
Por Flor María Puyo. Reportera.

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com