editor@latinonewspaper.net | 18-Apr-2021 03:55:05 am

“EL EMBAJADOR DE CRISTO”

EL VIRUS DEL MILENIO

Escrito el 30 Ene 2009
Comment: Off
El pecado es algo que ha estado en el hombre desde la primera vez que pecó Adán y Eva y ha venido a destruir al hombre. Sin importar que el hombre se justifique para hacer el mal, el pecado corrompe, penetra y destruye.

El virus del pecado es similar a cualquier virus de cualquier enfermedad, ya que hay algo que provoca que entre a la vida del hombre y después toma el control de todo su ser para finalmente desviar al hombre de hacer la voluntad de Dios.

Quiero usar el ejemplo de la distribución de la droga que se ha ido expandiendo a todo el mundo. Recientemente leí en el periódico que los cárteles mexicanos y colombianos están infiltrándose en Europa, África y hasta el Medio Oriente. Pero esto no fue de la noche a la mañana. Primero estos carteles vendían y exportaban toda la droga a EE.UU. luego los distribuidores empezaron a llevar su producto a otros países; entrando por España y luego fueron extendiéndose al resto de Europa y a los demás países.

Así es el pecado, primero empieza con algo muy pequeño. Puede ser una acción o una palabra ofensiva. El hombre ha sido dotado del sentido auditivo y de la vista, y a través de estos entra el pecado. Por ejemplo si usted llama a alguien con una palabra ofensiva, esto crea un efecto de rechazo, odio y endurece su corazón.

Y lo que era un odio pasajero, pasa a ser algo de por vida. No queremos ver al ofensor, el pecado ha llegado para quedarse. En otras ocasiones cuando alguien nos pide algo gritándonos, nos sentimos ofendidos y buscamos la oportunidad para vengarnos.

Después llegamos a una etapa en que pasamos a ser esclavos del pecado, es decir nos regimos por nuestros pensamientos.

La Escritura nos dice en Juan 8:34 “de cierto, os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado”. Asi perdemos nuestros derechos como hijos de Dios, porque ahora servimos a Satanás y no a Jesús.

1ª de Juan 3:8 dice “el que practica el pecado es del diablo; porque el diablo; peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

Cuando hemos perdido el control, no tenemos otra opción que venir a los pies de Cristo y reconciliarnos. Solo él nos puede transformar para ser coherederos juntamente con él, del Reino de Dios. Si nuestro estado es de muertos espiritualmente, tenemos que arrepentirnos y dejar que Dios obre en nuestras vidas. La Biblia nos dice en Ef. 2:4,5 “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo.

No deje que el virus del pecado destruya su vida y la comunión con Dios. Acepte a Cristo para que usted pueda vivir una vida diferente.

Si ha entrado el pecado a su vida, no deje que corrompa su alma, permítale a Cristo echar a sus espaldas todos sus pecados y deje que Dios libre su alma Hoy es el día para que usted, ablande su corazón y permita que Cristo reine en el, en su hogar y en todo lo que emprenda. Cristo esta dispuesto a sacarlo de esa vida de pecado, solo falta que usted tome la decisión.

Por: Ángel Moyaho

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com