editor@latinonewspaper.net | 25-Mar-2019 07:10:41 pm

EL FARAÓN, SU ENTUSIASMO Y CARISMA ES EJEMPLO HISPANO

De República Dominicana a Carolina del Sur

En Greenville abundan personajes que adornan y realzan la comunidad latina. Entre ellos, “El Faraón” un carismático dominicano, que destaca en la farándula de la ciudad por su amor y dedicación al arte del entretenimiento.
José Ramírez, mejor conocido como “El Faraón”, es una persona amable e inquieta que llegó a esta ciudad hace 10 años. De sonrisa agradable y carácter sencillo, comenta que desde niño integró un grupo de baile con el que participó animando en diversos hoteles de su natal República Dominicana.
“Eramos muy pobres en mi país, yo no fui a una universidad, pero siempre me gustó el arte. He cantado, animado, soy DJ, compongo, canto y trato siempre de destacar en este rubro”, comenta, mientras muestra las fotos de sus presentaciones en diversos hoteles de lujo en su país.
El Faraón, llegó a Greenville hace 10 años, cuando una americana quedó prendado de él y tras varias visitas y llamadas a su país, decidió casarse con el y traerlo a Greenville.
“Cuando llegué, primero trabajé como chef, pero no era lo mio. Entonces, iba a las discotecas para pedirles la oportunidad de animar, gratis. Yo quería darme a conocer en Greenville. Eso era lo mío, yo no sabía de construcción u otras cosas. Luego incursioné con un amigo en un programa en la emisora 103.9 FM”.
Al tiempo tendría su programa radial y adquiriría equipos de sonido para rentar. “Lamentablemente con la crisis, el alquiler de equipos no es rentable y decidí a abrir local de multi-servicios”.
Y ciertamente, en 805 W. Poinsett Street, Suite B, en Greer, se encuentra su negocio, donde hace envíos de dinero y paquetería a varios países, activa teléfonos y hasta tiene café internet para quienes no tengan este servicio en su casa.
“Estoy muy agradecido con la gente por su apoyo, especialmente con la comunidad mexicana, que viene siempre a mi negocio”, nos dice.
Lo cierto es que este simpático personaje, de una u otra manera, ha salido adelante en un país ajeno, con una cultura muy distinta a la suya, pero con la fe de poder lograr sus metas.
Guitarra en mano y entre canción y canción agregó: “Tengo vida, salud y eso me alegra. Mi sueño aun no cumplido, es poder cantar un día como profesional. Tengo más de 100 composiciones y creo que un día lograré este proyecto”, dijo al reconocer que es consciente que Greenville, no es lugar más indicado para triunfar en el arte, pero quien quiere salir adelante lo hace acá, allá o donde se lo proponga.
Por Rossy Bedoya, Reportera

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com