editor@latinonewspaper.net | 14-Jun-2021 10:27:01 pm

EL FRACASO DEL PLAN DE RESCATE FINANCIERO

El 67% de los republicanos y el 40% de los demócratas votaron en contra del plan.

Escrito el 03 Oct 2008
Comment: Off
El Congreso de Estados Unidos, que enfrenta la tarea de crear un plan de rescate financiero que revitalice la economía, ha recibido presiones de todas partes, pero el rechazo a esta iniciativa dejó en claro que, para los congresista, la único que vale es la política.

A cinco semanas para las elecciones, en las que además de presidente se va a elegir la totalidad de los 435 escaños de la Cámara de Representantes y un tercio de los 100 puestos del Senado, los congresistas, que cada dos años deben revalidar en las urnas su mandato, han dejado claro que lo primero es su reelección.

De nada han servido las intervenciones públicas de Bush en la que pinta un escenario apocalíptico si el Congreso no aprueba cuanto antes un plan de rescate financiero para Wall Street. De nada sirvieron las amenazas de congelamiento de crédito que acabará arrastrando tanto a empresarios como a consumidores.

Lo único que impactó son las miles de llamadas que han inundado las oficinas de los congresistas oponiendose al plan de rescate.

Por ello, el rechazo del plan de 700,billones de dólares el lunes en el pleno de la Cámara de Representantes reflejó no sólo la falta de disciplina de ambos partidos, pese a que los líderes daban por hecho la aprobación del plan, sino también la nula influencia de Bush en el proceso legislativo.

En el lado republicano, la rebelión de los más conservadores pudo más que Bush, que el líder de la minoría republicana, John Boehner, y que las persistentes llamadas del vicepresidente Dick Cheney y del secretario del Tesoro, Henry Paulson.

Unos pocos demócratas también hicieron oídos sordos a las recomendaciones de la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, pero estuvieron algo más a favor del proyecto.

El 67% de los republicanos y el 40% de los demócratas votaron en contra del plan.

Según los observadores, el plan fracasó debido a una convergencia de factores, desde el alcance y contenido del mismo hasta la forma ineficaz en que lo "vendió" Paulson.

El republicano Joe Barton, de Texas, por ejemplo, recibió una llamada de Bush y otra de Boehner, pero también atendió cerca de 200 llamadas de airados votantes. Lo mismo le ocurrió a la republicana Sue Myrick, de Carolina del Norte.

"El pueblo está en contra de que el gobierno salga al rescate de las grandes empresas, y los legisladores deben responder a sus votantes", agregó Michael Tanner analista económico del conservador Instituto Cato, aunque vaticinó que el Congreso aprobará un plan porque la inacción sería desastrosa.

Por ahora no parece que haya más bancos en quiebra, pero ahí están las advertencias de una temida recesión, un aumento drástico en el desempleo, o una fuerte caída del valor de los planes de jubilación.

Los legisladores reanudarán sus sesiones el jueves, pero no hay garantías de que vayan a retomar el derrotado proyecto.

Pero cuando faltan cinco semanas para las elecciones generales, los legisladores aparentemente intentan por todos los medios evitar el mayor escozor de una posible derrota personal en las urnas.

Por Wilfredo León, Jr.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com