editor@latinonewspaper.net | 22-Mar-2019 07:19:41 am

El nuevo tratamiento para los niños inmigrantes en EEUU con los cambios de Trump

Los menores que no lleguen completamente solos serán puestos en proceso de deportación acelerada. Los padres y familiares de 'menores no acompañados' podrían ser acusados de contrabando ilegal de personas si se determina que pagaron a traficantes para traer a los pequeños a Estados Unidos.

Escrito el 28 Feb 2017
Comment: Off
Dentro de los cambios migratorios introducidos por la Administración de Trump, uno de los más importantes es el nuevo tratamiento para menores migrantes que llegan a EEUU. Abogados y organizaciones de inmigrantes advierten que la nueva denominación de niño indocumentado 'no acompañado' puede dejar desamparado ante abusos a menores detenidos en la frontera cuando tratan de ingresar el país en busca de asilo.

La nueva designación se encuentra en uno de los memorandos del secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) donde se especifica cómo se van a aplicar las órdenes ejecutivas migratorias de Trump sobre las ciudades santuario y el muro en la frontera con México.

“Han cambiado la definición de quién es un niño no acompañado pero no especifican de qué manera se implementarán la nuevas reglas. Es preocupante”, advierte Lilia Velásquez, profesora adjunta de la Facultad de Leyes de la Universidad de California en San Diego.

Quién es un 'menor acompañado'


El reglamento de Kelly define a un 'niño no acompañado' como a un menor extranjero que no ha cumplido los 18 años de edad, que no tiene un padre o tutor legal en Estados Unidos y que tampoco cuenta en el país con una persona que le proporcione cuidado y custodia física.

Si el menor reúne estas características, “debe ser trasladado bajo la custodia de la Oficina de Refugiados y Reasentamiento del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) dentro de un plazo de 72 horas” contados a partir de la fecha de aprehensión en la frontera, agrega. Y será un juez de inmigración quien decida su futuro en el país, de acuerdo a una ley del Congreso de 2008 para prevenir el tráfico humano.

En caso de que el menor esté acompañado por un adulto, tenga un tutor legal o padres que vivan en Estados Unidos, que alguien pagara para hacerlo llegar a EEUU, entonces no entrará en la categoría de 'niño no acompañado' y será puesto en proceso de deportación acelerada.

Tampoco quedará protegido por la ley de 2008 contra el tráfico humano, precisa el memorando.

Temen abusos


“No cabe duda que estas nuevas medidas se prestan para abuso por parte del gobierno, ya que consideran que tienen luz verde para deportar a todos los inmigrantes indocumentados, incluyendo menores de edad”, dijo Velásquez.

En el memorando, Kelly señala que hasta ahora aproximadamente el 60% de los menores no acompañados han sido entregados tras ser detenidos a uno o los dos padres cuando viven en Estados Unidos, manteniendo su condición de 'niños extranjeros no acompañados' mientras sigue en curso una petición de asilo.

“Ellos ya no cumplen con la definición legal una vez que hayan sido puestos por el HHS bajo la custodia de uno de sus padres en Estados Unidos”, agrega Kelly, señalando que esta práctica dio lugar a que se cometieran “abusos por parte de muchos de los padres y tutores legales de los menores, y contribuido a los retrasos administrativos significativos” en los tribunales de inmigración.

Cortes atascadas


En enero, el Centro de Información de Acceso de Información de Acceso a Registros Transaccionales de la Universidad de Syracuse, en Nueva York, dijo que a finales de diciembre las cortes de inmigración tenían acumulados más de 520,000 casos de deportación. Ahora el gobierno dice que el número pasa de los 534,000.

Abogados consultados por Univision Noticias señalan que las primeras audiencias las están programando para mediados de 2020.

Pero Velásquez dice que la preocupación no deberían ser solo los atrasos en las cortes de inmigración. “Debemos preguntarnos quien determinará si el niño es o no acompañado. ¿Un agente de ley? ¿Qué tal si el niño no habla inglés y el agente que lo aprehende en la frontera no habla español?”.

Batallas judiciales


“Los memos indican que habrá mano dura con personas detenidas, incluyendo el retorno de solicitantes de asilo que llegaron a la frontera entre Estados Unidos y México. Es de esperar que organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), y otras que abogan por los derechos de los inmigrantes, entablen demandas para evitar la implementación de estas medidas. Mientras tanto, el temor aumenta en nuestras comunidades”, dijo Velásquez.

El memorando de Kelly también advierte que los padres y familiares de 'menores no acompañados' podrían ser acusados de contrabando ilegal de personas si se determina que pagaron a traficantes para traerlos hasta la frontera para que ingresen a Estados Unidos.

De ser así, podrían ser procesados por este tipo de delitos que, a su vez, los convierte en deportables y pueden perder sus derechos de permanencia en el país.

Al comentar el reglamento, Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, dijo que “aterrorizan a las comunidades, evitan las cortes de inmigración al acelerar las deportaciones y desmantelan el debido proceso”.

El primer golpe


Paradójicamente, aunque esta nueva medida parece mantener la protección a los niños que llegan completamente solos, esto contradice lo anunciado por las cortes de inmigración a comienzos de 2017. El pasado 31 de enero un memorando del Departamento de Justicia introdujo el cambio de sus prioridades de procesamiento, para resolver primero los casos de todos los inmigrantes indocumentados que actualmente se encuentran detenidos.

El documento estableció tres categorías de casos migratorios que irán a corte de forma prioritaria:

  1. Todos los individuos detenidos;

  2. Niños que cruzaron la frontera sin compañía adulta que aún no tienen un patrocinador ('sponsor') en el país;

  3. Individuos que hayan sido liberados bajo una 'fianza Rodríguez'.


“Lo triste es que juntaron a estos niños con criminales”, dijo Velásquez. “Jamás había visto algo semejante”.

Desde mediados de 2014 a la fecha más de 155,000 menores no acompañados han sido aprehendidos en la frontera con México. La mayoría proceden de Guatemala, El Salvador y Honduras. Huyen de sus países a causa de la violencia y la pobreza extrema.
Univision

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com