Elimina los temidos granitos de la espalda

Porqué aparecen y sigue estos consejos para mantener una piel limpia y libre de acné.

Escrito el 16 Sep 2018
Comment: Off
Nada peor que entusiasmarnos con usar un vestido nuevo con la espalda descubierta... solo para descubrir los brotes de “bacne” o lo que es lo mismo: los temidos granitos en la espalda. La espalda es una de las zonas del cuerpo con mayor densidad de glándulas que producen aceite y sudor, y la hacen propensa al acné.
Afortunadamente, como el acné en la cara, el “bacne” es completamente tratable. Aquí te contamos acerca de las causas y cómo deshacerse de él. Acondicionador: Irónicamente, los productos que benefician otras partes del cuerpo, como el pelo, puede causar brotes de “bacne”. Al enjuagar tu pelo, la grasa que remueves de este, con el residuo que cae del acondicionador, corre
por tu espalda y obstruye los poros. Los expertos recomiendan lavar tu cuerpo al final de la ducha para salir sin residuos.
Cambios hormonales: Justo antes de tu período, la progesterona y la testosterona aumentan, creando una receta perfecta para los brotes en la espalda. Por eso cualquier fluctuación hormonal ya sea por la pubertad, el ciclo menstrual, durante el embarazo, o por la retirada de anticonceptivos, se evidencia en tu espalda.
Tienes que acudir a un especialista que identifique las causas e indique como se puedan corregir, en general el tratamiento es sencillo. Usa gel de baño que aunque no cura el problema, evita que se agrave. Lo recomendable un gel con ph 5,5 para regular la flor bacteriana, explican los expertos Exfolia. Los expertos recomiendan usar un exfoliantes suave para eliminar restos
de células muertas que obstruyen las glándulas sebáceas. Trata con un spray que desaparezca los granitos.
Después de bañarte, rocía un aerosol corporal que contenga ácido salicílico para exfoliar, disolver la suciedad que se acumula en los poros, y también tiene un efecto antiinflamatorio. Es decir, evita futuros brotes mientras calma los que ya tienes.
No dejes de usar la crema. Puede parecer contra-intuitivo especialmente para tu espalda. Pero la piel propensa al acné necesita mantenerse hidratada (la deshidratación provoca que las glándulas sebáceas sobre produzcan). Simplemente
asegúrate de elegir una opción ligera a base de agua.
Evita practicar deporte con ropa muy apretada. Las prendas ajustadas van a crear una obstrucción de las glándulas sebáceas.
Además, el incremento de sudoración puede aumentar los niveles de la flora bacteriana.
Cuida la alimentación. Hay una serie de pautas que ayudan a controlar el “bacne”. Procura reducir los lácteos, ácidos grasos saturados, bebidas carbonatadas y azúcares. A la misma vez aumenta el consumo de fruta, verdura, pescado y fibra.
Busca un bloqueador solar apropiado.
A este listado de recomendaciones, los expertos añaden la importancia de elegir un foto protector adecuado a una piel con tendencia acneica que sea libre de grasa.
Wilfredo León
Editor@latinonewspaper.net
Redacción de Periódico Latino

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com