editor@latinonewspaper.net | 24-Jul-2021 09:21:39 pm

EMPRESARIOS PIDEN REFORMA MIGRATORIA

Reconocen que es necesario el trabajo de indocumentados

Escrito el 10 Ene 2008
Comment: Off
El presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Robert Donohue, hizo un llamado al Congreso a implementar una reforma de inmigración que proteja las fronteras nacionales y al mismo tiempo, garantice la mano de obra "que una economía en crecimiento requiere".

"Tenemos 77 millones de baby-boomers (los nacidos después de la Segunda Guerra Mundial) a punto de jubilarse, severa escasez de científicos y las cosechas se pudren en los campos porque no hay quien las recoja", puntualizó el jefe de la patronal durante su extensa alocución. El Congreso ha fallado en votar una ley integral de inmigración, una omisión "inaceptable", agregó, refiriéndose a las fallidas propuestas presentadas el año pasado en el Capitolio con el fin de reformar el sistema.

"Necesitamos a esos trabajadores", proclamó Donohue.

Aun más directo y crudo ha sido el mensaje difundido esta semana en Miami, Nueva York y Los Ángeles por la empresa American Apparel. "Hasta qué punto reconoceremos que la situación actual equivale a un sistema de apartheid", dice el comunicado, que proclama la necesidad de legalizar a los 12 millones de trabajadores para vivir y trabajar en Estados Unidos.

"No es fácil hablar sobre esto, uno se siente atemorizado, pues se trata de ponerse en el centro de una polémica. Pero dirijo una empresa exitosa, tanto en Los Ángeles como en el Sur de California, y por lo tanto estoy en una posición única para elevar mi voz", dijo ayer en una entrevista telefónica Dob Charney, el director ejecutivo de la empresa.

American Apparel es la más importante firma en el ámbito de la manufactura de ropa en California, con una nómina de siete mil empleados. Ese sector económico ocupa el segundo lugar en importancia dentro de la economía local, tan sólo detrás del entretenimiento.

Rick Oltman, director de prensa de Californians for Population Stabilization, organización que propugna por reducir drásticamente la inmigración, rechazó las aseveraciones de Charney y Donohue.

"Si las leyes de inmigración no se observan, hay en cambio una ley que sí se observa en este país y esa es la de la oferta y la demanda: si faltaran trabajadores como dicen, la demanda de éstos empujaría los salarios hacia arriba, y eso no está sucediendo", señaló en referencia específica a las aseveraciones de Donohue.

Rechazó que los cultivos se estén pudriendo en los campos del estado, como éste afirmó, y dijo que los empresarios del país sólo defienden la presencia de los trabajadores extranjeros porque esencialmente quieren contar con abundante mano de obra barata.

El año pasado, los representantes de diferentes sectores de la economía peregrinaron a Washington para tratar de convencer a los legisladores sobre la necesidad de regularizar a los indocumentados. Sin embargo, todas las propuestas en ese sentido fueron derrotadas en el Capitolio.

Las declaraciones de Donohue se enmarcaron en un panorama bastante pesimista del actual estado del país.

Mencionó el creciente costo de la gasolina, la falta de acceso a la atención médica, las elevadas colegiaturas y los impuestos, como los factores que más preocupan a los estadounidenses.

"El futuro del país se mira empañado por la incapacidad de Washington de abordar seriamente los retos fundamentales que estancan el crecimiento, creación de oportunidades y prosperidad en el siglo XXI", afirmó.

Subrayó, además, que el sistema de educación pública del país ha fallado, lo que según él se manifiesta en una tasa de deserción de 30% en general, y que en el caso de los afroamericanos y los hispanos sería del 50%.

El presidente de la Cámara de Comercio propuso un plan de cinco años para reencaminar la nación echando mano del sentido común, la tecnología y los principios del libre mercado, y cuya tarea principal sería elevar el nivel educativo de la niñez estadounidense.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com