editor@latinonewspaper.net | 04-Dec-2020 05:18:03 am

¿ERES COMPULSIVA A COMER?

Hola mis queridos lectores, espero que se encuentren buenos de salud y disfrutando de estos días tibios. Recibo muchas cartas de personas que tienen problemas de exceso de peso y quería hablarles de “La necesidad compulsiva de comer en exceso”
Respuesta: La mayoría de las personas que quieren bajar de peso siguen una dieta por dos o tres semanas y la dejan. Entonces se sienten culpables por haberla dejado.
En lugar de apreciar que hicieron cuanto pudieron, se enfadan consigo mismas y se sienten agobiadas por la culpa.
Para castigarse, pues la culpa siempre busca castigo, van a restaurantes y comen alimentos que no son buenos para su cuerpo. Si estas personas podrían lograr reconocer que en esas dos o tres semanas que siguieron un determinado régimen hicieron algo maravilloso para su cuerpo y dejaron de cubrirse con capas y mas capas de culpa, podrían romper el habito.
Podrían comenzar a decir, yo tenía un problema de peso, ahora me doy permiso para tener el peso perfecto y el hábito de comer en exceso empezaría a desaparecer. Sin embargo no es necesario concentrarse demasiado en el problema de la comida porque no es ahí donde está el problema. El hecho de comer en exceso siempre significa que hay una necesidad de protección. Cuando uno se siente inseguro o asustado, se cubre de una almohadilla o capa de seguridad.
El peso no tiene nada que ver con la comida. La mayor parte de la gente se pasa la vida enfadada consigo misma por estar gorda. ¡Que desperdicio de energía!
Lo que hay que comprender, más bien, es que hay algo en nuestra vida que nos hace sentir inseguros o en peligro. Puede tratarse del trabajo, el cónyuge, la propia sexualidad o la vida en general.
Si tienes un problema de exceso de peso, déjalo a un lado, no te preocupes por la comida y presta atención a esa pauta interior que dice, ”Necesito protección porque me siento inseguro.”
Es asombrosa la forma en la que responden nuestras células. Cuando desaparece la necesidad de protección, cundo comenzamos a sentirnos seguros la grasa se diluye. Lo he observado en mi propia vida, cuando no me siento segura, comienzo a engordar. Cuando mi vida transcurre muy acelerada y trabajo demasiado, siento una necesidad de protección.
Mucha suerte que Dios las bendiga. Pueden escribirme a ”Querida Ceci” P.O.Box 522, Mauldin,SC 29662 tambien a cecilia5@charter.net

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com