DEMANDAN A FEDEX POR ARRESTO DE INMIGRANTES

Cuatro Guatemaltecos fueron arrestados al recoger paquete en oficina de FedEx.

Washington.- FedEx, una empresa en la industria de envío de paquetes está en el centro de una demanda y disputa por el arresto de cuatro clientes inmigrantes el mes pasado.
El pasado 6 de enero, Damaris Vásquez y otros tres inmigrantes guatemaltecos acudieron a una oficina de FedEx en Riviera Beach (Florida) para retirar un paquete con pasaportes enviados por las autoridades de su país.
En vez de recibir el paquete con los pasaportes, fueron arrestados por agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés). Ahora FedEx es objeto de una demanda millonaria bajo acusaciones de que la empresa abrió los paquetes sin orden judicial.
Tanto FedEx como ICE niegan que hayan colaborado para atrapar a los indocumentados, como alega la demanda.
Allison Sobczak, portavoz de FedEx, dijo al diario "The New York Times", que los empleados siguieron los procedimientos adecuados y que, al ver que los pasaportes no presentaban documentación oficial adicional, llamaron a ICE "para asegurarse de que los documentos eran legítimos".
La empresa se reserva el derecho de revisar paquetes sospechosos, pero no queda claro por qué verificar la autenticidad de los pasaportes.
En una carta de opinión publicada el pasado 28 de enero en el diario "The
New York Times", el embajador de Guatemala ante la Casa Blanca, Francisco Villagrán de León, reprochó precisamente que ni FedEx ni ICE se comunicaron a su oficina, que se enteró del incidente a través de los detenidos.
Todo negocio depende de la buena reputación y confianza que se labre entre los clientes, y el incidente ha despertado el temor de los inmigrantes en Florida, ya nerviosos por lo que perciben como una ola antiinmigrante en otros estados del país.
El abogado John De León, que ofrece consejería legal al Gobierno de Guatemala, dijo a la cadena que interpuso la querella porque considera que ICE violó los derechos constitucionales de sus clientes al abrir los paquetes sin una orden judicial y que FedEx facilitó el arresto de los indocumentados.
El presidente de FedEx, Frederick W. Smith, ha dicho en la página web de la empresa, "Seguiremos haciendo las cosas correctas para nuestros accionistas, nuestros clientes, los miembros de nuestros equipos y las comunidades a las que prestamos servicios".
Son, desde luego, palabras que suenan huecas para Vásquez, que afronta una posible deportación pero, si la buena suerte le acompaña, podría evitar el destino de sus compatriotas ya expulsados.

Acerca del Autor