editor@latinonewspaper.net | 16-Jun-2021 03:15:22 am

EN 2007: PUEDE HABER LEGALIZACIÓN Y $0 PARA MURO

Escrito el 04 Ene 2007
Comment: Off
Washington,- El debate migratorio tiende a cobrar fuerza en el Congreso a principios de 2007 con un proyecto bipartidista de reforma que pretende legalizar a millones de indocumentados y negar fondos para un muro doble en la frontera con México.

La puesta a punto del proyecto por algunos legisladores demócratas y republicanos, difundida por fuentes cercanas a este acuerdo, ha despertado esperanzas entre los grupos pro inmigrantes de que ahora sí pueda concretarse la reforma dejada en el olvido por el Congreso 109 -de mayoría republicana-, que finalizó a principios de este mes.

También se pretende negar la financiación del muro doble de 1.226 kilómetros en determinados puntos de la frontera con México aprobado por ambas cámaras del Congreso.

Hasta hoy solo se cuenta con cerca de 1,200 millones de dólares para esta obra que se prevé que tendrá un costo superior a los 3,000 millones de dólares.

El accidentado proceso para sustituir al maltrecho sistema de inmigración actual sigue teniendo la férrea oposición de sectores conservadores que ven en los inmigrantes una amenaza a los puestos de trabajo de los estadounidenses.

También otros grupos conservadores de EEUU tienen la idea de que los inmigrantes sin papeles usan una buena parte de los presupuestos estatales y locales de educación y salud, sin tener en cuenta los beneficios que estas personas aportan al desarrollo social y económico del país.

El presidente George W. Bush, ha reiterado su interés por la aprobación de la reforma que propuso hace dos años, y este mes volvió a pedir al próximo Congreso que busque caminos para resolver el problema de los millones de inmigrantes que permanecen en EEUU. Fuentes legislativas informaron de que el nuevo proyecto de reforma se empezó a diseñar tras una reunión celebrada por el senador demócrata Edward Kennedy y su colega republicano John McCain, esta semana.

El proyecto bipartidista de reforma podría ser presentado ante el Senado en marzo o abril próximos, mientras que la Cámara de Representantes consideraría su propia versión poco tiempo después, afirmaron políticos demócratas y republicanos cercanos al proceso.

Muchos republicanos consideran que aprobar una ley de inmigración es crucial en sus esfuerzos por recuperar el voto de los hispanos cuyo porcentaje de apoyo al Partido Republicano disminuyó en los comicios del 7 de noviembre pasado, según fuentes mencionadas por el diario "The New York Times".

El diario señaló que en esas elecciones el sufragio latino para los republicanos bajó al 29 por ciento en comparación con el 44 por ciento que obtuvo en el 2004.

Las fuentes aseguran que el nuevo proyecto de reforma incluirá la legalización de entre 10 y 11 millones de extranjeros indocumentados de los 12 millones que se calcula que viven en EEUU.

Asimismo, la medida contemplaría un programa de trabajadores huéspedes -sugerido por el presidente Bush-, y al que se oponen varias confederaciones laborales porque, según su visión, ese plan pondría en peligro los puestos de trabajos de los estadounidenses.

Algunos grupos que propugnan una reforma global coinciden con la postura del senador republicano de origen cubano Mel Martínez quien considera que Bush "tendrá que usar su liderazgo" para impulsar una ley de inmigración amplia teniendo en cuenta que "éste es un proceso difícil".

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com