editor@latinonewspaper.net | 28-Nov-2020 04:58:40 am

UN DÍA DE LOS MUERTOS DIFERENTE

N. Charleston, SC – El 31 de octubre aquí en los Estados Unidos los niños como es costumbre salieron a buscar sus dulces, se disfrazaron y maquillaron, algo que solo se hace una vez al año y lo disfrutan muchísimo.

Las casas como siempre decoradas, al igual que las tiendas, y la gente disfrutando de las numerosas fiestas, que se realizan el fin de semana anterior al propio día de Halloween.

Para Silvia Reyes de la ciudad de México, éste fue su primer día de los muertos fuera de su país…y realmente fue diferente.

“Llevo 2 meses en los Estados Unidos, aquí pusimos calabazas que pintamos en la clase de inglés. En México se pone la ofrenda de flores cempasúchil (flores amarillas), veladores, tamales, refrescos, tequila. Todo lo que un difunto comía cuando vivía. Se les pone la foto en el altar. Incienso, agua, copal (carbón y copal) para que huela” dijo.

“Hacen un caminito de flores y velas y guían el espíritu de los muertos. La ofrenda para los niños se coloca el 31 de octubre y se recoge el 1 de noviembre y se coloca la ofrenda para los adultos y se recoge el 2 de noviembre. Se ponen dulces en forma de calavera en la ofrenda, papel picado, pan rosita, también se adorna la tumba y se lleva un mariachi o grupo norteño” agregó.

Para Orquídea Hernández de Oaxaca México, la celebración aquí no se parece en nada a la de México.

“Aquí puse la calabaza, la pinte. Le prendí una veladora a la virgen de Guadalupe” dijo.

“Cuando estaba en México, colocaba un altar en la casa con un arco con flores, luego le poníamos sodas, comida, figuritas, claveritas y luego compramos una calavera grande, frutas, 2 velas grandes y le ponemos copal abajo para que salga el aroma. Se recoge todo lo que se le coloca a los niños y se vuelve a colocar todo para los adultos. Frutas, pan, mole amarillo, pozole, totopo (tortillas grandes), cerveza, tequila. También vamos al cementerio, le arreglamos flores, se lleva velas y aguardiente” agregó.

El 2 de noviembre en la noche se comen la comida.

Para las dos la celebración fue bastante diferente aquí a lo que normalmente hacían en México.

Pero las dos coincidieron en algo,”Los muertos se llevan el aroma de la comida, le quitan el sabor”. concluyeron.

Por María T. Alicandú P., Reportera

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com