editor@latinonewspaper.net | 06-May-2021 08:01:56 am

UNA BUENA EXCUSA PARA DISFRUTAR

Halloween para los hispanos

Escrito el 02 Nov 2006
Comment: Off
Greenville, SC.- “Es divertido ver a los niños disfrazados, correr con sus calabazas de plástico, tocando las puertas de los vecinos para llenar sus bolsas de caramelos” dice María Gracía Hernández, natural del Salvador.

Esta fiesta de Halloween, se ha hecho sumamente popular, calando en la comunidad hispana, como una fecha para divertirse.

Es el 31 de octubre, pero se celebra el sábado más cercano. En Greenville, casas, tiendas, restaurantes y comercios estaban decorados fantasmalmente.

Cada año, las presentaciones en las diversas casas, son más elaboradas, asemejándose a la de las grandes ciudades del país.

Fiestas hay muchas y las hay para todas las edades. Este año, las discotecas de la ciudad recibían a los usuales clientes disfrazados. Había mucamas muy sexis, como piratas, brujas o presos.

Los fantasmas no se hicieron esperar, por lo que además se podía encontrar danzando en plena pista de baile a “la muerte” con una coqueta brujita o contornearse al ritmo de regaeton a una momia con una monjita.

En Greer, la cámara de Comercio, organizó una tarde amena, con juegos mecánicos en el centro del pequeño downtown que lucía sus tiendas llenas de telarañas y calabazas, mientras los niños disfrutaban paseando sus graciosos vestuarios. Muchos adolescentes, a útlima hora, se encontraban en los diversos almacenes, buscando un vestuario adecuado para su fiesta de disfraces.

Una de las tiendas más concurridas, fue Carolina Fashions. Esta tienda tiene muchos años ubicada en Greenville y a ella, ha llegado gente de Columbia, Spartanburg y hasta de Charleston.

Sus dos locales, ubicados en Pleasantburg y en Mauldin, estaban atiborrados de gente de todas las edades.

“Estoy buscando una cola para mi disfraz de gata. Hay una fiesta en casa de mi sobrina Liseth y yo no tengo mi disfraz completo aún” dijo sonriente Olga De la Osa.

La fiesta de Halloween, que es exactamente el 31 de octubre, (víspera del Día de Todos los Santos) nace en la época de los Celtas y la fiesta fue exportada a este país, por los irlandeces en el siglo XIX.

Y es que esta fiesta se remonta a hace 2,500 años, cuando al final del verano celta, (31 octubre de nuestro calendario) se escondía el ganado pues ese último día, los espíritus saldrían de los cementerios y se apoderarían de los cuerpos vivos para resucitar.

Por eso, ponían muy feas las casas con telarañas y desagradables pintas con lúgubres decoraciones (de cementerio) y se disfrazaban, para que los muertos pasen de largo.

Por Rossy Bedoya, Reportera

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com