editor@latinonewspaper.net | 18-May-2021 10:09:16 pm

«Estamos aquí para quedarnos»: la comunidad universitaria de Florida rechaza la ley que retiraría a indocumentados la matrícula igualitaria

Escrito el 13 Dic 2016
Comment: Off
Todos han dicho no. Tanto Miami Dade College, uno de los colegios universitarios más grandes del país, como The Miami Herald, el principal periódico de Florida, pasando por los grupos de defensa de los derechos de los inmigrantes y los estudiantes rechazaron un proyecto de ley presentado por un senador republicano para revocar el beneficio de matrícula igualitaria otorgado a estudiantes indocumentados hace dos años.

El proyecto SB82, presentado el 30 de noviembre por el senador estatal republicano Greg Steube, quien aseguró que el mismo obedece a la petición de los votantes de su distrito en la ciudad de Sarasota (oeste de Florida), quienes según él se oponen a que los "indocumentados se beneficien de recursos que provienen de los impuestos".

La matrícula igualitaria, que reconoce a los estudiantes indocumentados que residen en Florida como residentes para fines de colegiatura en las instituciones públicas de educación superior en el estado, fue aprobada por demócratas y republicanos en este estado en el año 2014 tras una lucha de más de 10 años. El gobernador, el republicano Rick Scott, calificó entonces la ley como “histórica”.

El beneficio aplica a egresados que hayan estudiado durante tres años consecutivos en escuelas de Florida antes de solicitar ingreso a universidades o colegios universitarios públicos.

Como los estudiantes indocumentados no pueden acceder a ayuda económica estudiantil del gobierno federal para costear su educación, la única opción que muchos tienen es pagar colegiatura como residentes, mucho más barata que la que pagan quienes no estudiaron en escuelas del estado.

Por ejemplo, en el Miami Dade College, uno de los colegios universitarios más grandes de EEUU, los residentes en el estado deben pagar -sin becas ni ayudas- 1,400 dólares semestrales por bachillerato (basado en 12 créditos) y los no residentes 4,800 dólares.

En la Universidad de Florida, la colegiatura anual para residentes es de 6,380 dólares y para los no residentes de 28,658 dólares.

La maniobra del senador Steube alarmó a estudiantes y grupos que en 2014 presionaron por la aprobación de la ley y ahora prometen defenderla.

“Es extremadamente decepcionante que legisladores como el senador Steube presenten legislación para eliminar oportunidades como la ley de colegiaturas para residentes y ponga en peligro el futuro de Florida”, dijo Julio Calderón, un estudiante indocumentado del MDC e integrante de la Coalición de Inmigrantes de Florida.

“Esperamos que el mismo liderazgo que empujó esto hace dos años pueda tomar una postura y decirle al senador Steube que todos los estudiantes merecen una oportunidad justa para alcanzar sus sueños”, agregó Calderón.

El estudiante explicó que tras la aprobación de la ley casi 3,000 estudiantes indocumentados pudieron ingresar a universidades públicas del estado y estudiar una carrera que hubiese sido imposible de pagar sin el estatuto.

“Muchos de esos estudiantes…se están graduando ahora, uniéndose a la fuerza laboral y contribuyendo a nuestra floreciente economía estatal”, explicó el universitario.

Agregó que su grupo se movilizará para recordarle a los líderes políticos en Tallahassee “que somos Florida y que estamos aquí para quedarnos”.

Los votos a favor de la ley actual aún son mayoría en la legislatura estatal, lo que podría dificultar su aprobación. Según el Times, de los senadores que evaluaron en 2014 la ley quedan 24 que votaron a favor y 13 en contra, y en la Cámara de Representantes quedan 33 que votaron a favor y 15 en contra.

Otra entidad que rechazó el proyecto de Steube fue el diario The Miami Herald, el más grande de Florida, que en un editorial titulado “No cierren las aulas de la Florida a los DREAMers” llamó a mantener la matrícula igualitaria para indocumentados.

“Estos estudiantes fueron traídos a Estados Unidos por sus padres, que a su vez eran inmigrantes indocumentados. La idea era darles un alivio a los 'dreamers', ya que su condición de ilegalidad no es por su culpa. Actualmente tienen pocos vínculos, o ninguno, con sus países natales”, afirmó el editorial.

El Miami Dade College, por su parte, expresó “preocupación” por la medida, en una declaración escrita que obtuvo Univision.

"Dar marcha atrás al reloj del progreso"

“Suprimir el beneficio del pago de matrícula como residentes del estado para los 'dreamers' equivale a dar marcha atrás al reloj del progreso y las conquistas de justicia social en nuestro estado. Sería un craso error no aprovechar el increíble potencial y los sueños de estos alumnos, quienes representan el futuro de nuestra gran nación”, expresó el Miami Dade College, cuyo cuerpo estudiantil está entre los más diversos de la nación.

“Nos enorgullece nuestro trabajo para ayudar a esos estudiantes que emigraron a los Estados Unidos por voluntad ajena y con escaso o ningún vínculo con las naciones de las que proceden. Muchos de ellos ni siquiera hablan su idioma natal y consideran suya a nuestra nación”, agrega la declaración.

Actualmente 19 estados del país permiten a estudiantes indocumentados pagar colegiatura como residentes en algunas universidades y solo un puñado ofrecen ayuda financiera para estudiar: Texas, California, Washington, Nuevo México, Oregon y Colorado. Wisconsin revocó sus leyes de matrícula igualitaria en 2011.

El nuevo proyecto de ley de Florida será estudiado a partir del próximo marzo, cuando comienzan las sesiones regulares de la Legislatura estatal.
Univision

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com