editor@latinonewspaper.net | 11-Aug-2020 02:50:52 pm

¿Están los niños realmente a salvo de COVID-19?

Escrito el 10 Jun 2020
Comment: Off

¿Están los niños realmente a salvo de COVID-19?


La idea de que los niños no corren ante al coronavirus no es del todo cierta. Nuevos reportes revelan que un porcentaje de ellos presenta síntomas graves, incluso un síndrome nunca antes visto que debilita su corazón.

Aunque los casos en niños y adolescentes sean más difíciles de detectar, el consenso científico se mantiene por ahora: la enfermedad de COVID-19 los afecta con menor frecuencia y menor gravedad que a los adultos.

Esto no significa que sean inmunes al virus SARS-CoV-2, que no sean capaces de transmitirlo ni mucho menos que su condición no pueda agravarse. No existe evidencia concreta que explique cuál es el secreto de los pacientes más jóvenes para escapar de COVID-19. O al menos de sus síntomas más severos.

Pero la comunidad científica ha propuesto algunas ideas. La primera está relacionada con un sistema inmune casi prístino. Conforme envejece, el cuerpo humano pierde un poco su capacidad de responder adecuadamente a una infección.

Algunos estudios han observado que los adultos con SARS-CoV-2 tienen niveles bajos de linfocitos B, las células que se encargan de producir anticuerpos contra el virus y de orquestar una serie de mecanismos destinados a destruirlo.

Esto no ocurre en niños, que al parecer mantienen niveles normales de las células defensoras incluso cuando el virus ha entrado a su organismo.

Otra posible explicación es que los anticuerpos que los niños han producido contra otros virus les sirvan, al menos parcialmente, para controlar al SARS-CoV-2.

Estos anticuerpos pueden generarse si ya fueron vacunados o si ya superaron la infección de otros coronavirus que provocan resfriados comunes.

La comunidad pediátrica de países como el Reino Unido, Italia, España o Estados Unidos ha hecho sonar nuevas alarmas. En las últimas dos semanas, decenas de niños y adolescentes han llegado a los hospitales gravemente enfermos con una extraña condición que

los médicos han comenzado a llamar “síndrome multisistémico inflamatorio pediátrico”. Se presentan con fiebre y dolor abdominal bastante severo, dice Adriana Tremoulet, infectóloga pediatra de la Universidad de California en San Diego.

Muchos también tienen la piel con sarpullido y los ojos, labios y manos enrojecidos. Incluso a veces llegan con las arterias del corazón y el mismo músculo cardiaco inflamados.

Por eso su presión suele ser baja y la circulación de su sangre ––que transporta oxígeno y nutrientes a los diferentes órganos del cuerpo––, muy pobre.
Stefania Benavides

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com