¡Fuera pulgas!

Consejos para evitar que estos molestos insectos se tomen tu hogar

Escrito el 20 Abr 2017
Comment: Off
Cuando se tienen mascotas, las pulgas se convierten en un huésped no grato en el hogar. Pero si no las quiere de invitadas, hay maneras de ahuyentarlas antes de que invadan tu casa.

Aunque estos insectos pueden estar presentes en gatos y caninos en cualquier momento del año, en la primavera es cuando el problema aumenta. Los veterinarios recomiendan tomar los siguientes pasos preventivos en el hogar.

 

Pasos a seguir


1. Verificar si el canino o gato las tiene en su cuerpo


Para ello la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA o American Veterinary Medical Association) recomienda:

  •  Inspeccionar el pelaje de la mascota cada vez que se asea para ver si no tiene pulgas o garrapatas.  Esta inspección rutinaria es básica, especialmente en los caninos que frecuentan correr, jugar y sociabilizar en los parques diseñados para las mascotas o hacer ejercicio con sus dueños en áreas montañosas con alta vegetación.

  • Observar si la mascota se rasca, muerde o lame excesivamente, sacude con persistencia su cabeza o se rasca las orejas. De ser así, esto evidencia que las pulgas están viviendo en su cuerpo y hay que tratarlas lo antes posible para reducir su incomodidad, prevenir que se enferme y reducir el grado de infestación en la casa.



2. Aplicar un tratamiento seguro antipulgas


Antes de aplicar cualquier tratamiento contra las pulgas o garratas, la  AVMA recomienda consultar con un veterinario para que indique cuáles son los seguros, tanto para la salud del animalito como para todos los integrantes de la familia.

Luego de desempulgar al gato o perro debe estarse a raya con los tiempos que se le debe cambiar el collar antipulgas, así como bañarlo con un champú insecticida y aplicarle las pipetas recomendadas para el control y exterminación de las pulgas.

 

3. Asear la casa


Al mismo tiempo que se combaten las pulgas en el cuerpo de la mascota debe hacerse en todos los rincón de la casa, ya que, lo más probable es que éstas también hayan hecho nidos en los lugares donde el gato o perro suele echarse a descansar o dormir, así como en cojines, alfombras, tapetes, mantas, sofás, camas y aéreas oscuras y húmedas del hogar.

Para esa limpieza las recomendaciones son las siguientes:

  • Lavar con agua caliente la cama, cobija y juguetes de peluche del canino o, de preferencia, cambiarlos por unos nuevos.

  • Deshacerse de todos los periódicos o revistas acumuladas en cualquier rincón de la casa y eliminar cualquier desorden.

  • Aspirar y aspirar por todas partes, poniendo mayor énfasis debajo de camas, sofás, sillas amplias, armarios, esquinas y bordes de las habitaciones. Se debe aspirar también los cojines y la tapicería de sofás y sillas.

  • Después de usar la aspiradora se debe cambiar la bolsa (si es que usa) y cerrarla muy bien para arrojarla a la basura. De no usar bolsa la aspiradora, se debe tirar de inmediatamente todo el polvo recopilado en su tubo de recolección en una bolsa plástica, cerrarla y tirarla en un recipiente de basura ubicado fuera de la casa.

  • Trapear el piso de madera de toda la casa con agua con vinagre. Se tienen evidencias de que el vinagre es uno de los productos naturales que ayudan a ahuyentar las pulgas.

  • Las pulgas pueden esconderse en las cortinas, almohadas, colchas, ropa de cama y toallas, así que conviene lavarlas con agua caliente y fumigar (con un insecticida seguro) el clóset si es que la mascota gusta meterse en éste para descansar.

  • Echar el insecticida que haya recomendado el veterinario (siguiendo las indicaciones de seguridad de su etiqueta) en el área donde más tiempo pasa la mascota y en todos los rincones oscuros de la casa.

  • Abrir a diario las ventanas para que entre el aire y la luz solar. Esto ayuda a reducir el ambiente húmedo de la casa que propicia la reproducción de las pulgas.


4. No olvidarse del patio


El tratamiento contra las pulgas debe hacerse también en el patio, en el caso que la mascota pase gran parte del día en éste o haga allí sus actividades físicas o necesidades fisiológicas.

En esta área se recomienda echar el insecticida solo en las partes donde el animalito suele echarse a descansar, así como en los espacios techados y sombreados donde los rayos del sol no pegan.
Para Ti Mujer

Wilfredo Leon
Acerca del Autor