editor@latinonewspaper.net | 07-May-2021 07:46:26 am

GREENVILLE CANTÓ CON MANA EN ATLANTA

APOTEÓSICO CONCIERTO EN GWINNETT ARENA

Escrito el 29 Mar 2007
Comment: Off
Greenville, SC.-“ Es impresionante, todo Greenville está acá , decía Martín Aguero, un mexicano, que tenía con él la bandera de su país y la camiseta de Maná puesta”

Era poco más de las nueve, cuando el Gwinnett Arena de Atlanta, explotó en gritos y vivas al sentir los primeros compases, de su esperada agrupación.

Mana, empezaba uno de sus conciertos más impactantes de su carrera.

La gente, no dejaba de corear y bailar los temas, de una agrupación que se presentó sencilla y que por sobre todas las cosas dejó un mensaje claro de amor y de compasión para los demás y para el mundo.

Fher, Juan, Alex y Sergio, los mexicanos de Mana, estaban ahí.

“Me encantó la apertura, fue emocionante para mí que me tocó llegar cruzando frontera, estos cuates, conocen su raza y sus sentimientos, por eso los queremos” decía Demetrio Monje, natural de Xinaloa, México.

Ciertamente, el espectáculo se abrió con unas imágenes, de gente cruzando un muro lleno de alambres con púas, luego de que el último hombre saltara, se escuchó en estruendo inmenso, simulando la destrucción del muro.

Durante el concierto, Fher, interpretó Mariposa Traicionera, Como Te Deseo, Rayando el Sol, Vivir Sin Aire, Déjame entrar, Labios Compartidos, entre otros éxitos, donde además mezcló con otros temas, que cantó guitarra en mano.

Canciones como Donde Jugarán los Niños, El Cucu, entre otras, arrancaron sentimientos de reflexión en un público generoso con estos cuatro grandes mexicanos de Guadalajara.

Una de las actitudes más aplaudidas fue cuando Alex, el baterista, quien además interpretó dos canciones y se hizo un solo de batería de cinco minutos, habló acerca de una reunión con Hilary Clinton, donde le pidieron que ayude a los inmigrantes.

La presentación fue impecable, con un público de diversos países, que se hermanó como uno solo, donde todos se paraban de sus asientos para cantar a viva voz, como si fuera una fiesta familiar.

Las luces, los efectos especiales, el espectacular sonido y las grandes interpretaciones de esta sencilla agrupación, que se llevó el público al corazón en segundo, hizo del 25 de mayo del 2007, un día muy especial para los hispanos presentes en el concierto.

Al final, una maleta abierta esperaba a que Fernando, despidiera el espectáculo con la canción El Muelle de San Blass, mientras que de uno en unos, los integrantes entraban a la maleta y desaparecían como si bajaran en un ascensor.

Maná, cantó por aproximadamente dos horas, pues a pesar de haberse despedido, el pública gritaba que regresen, por lo que la agrupación no se hizo esperar.

“Este es uno de nuestros mejores conciertos, gracias Atlanta, gracias Latinoamérica” finalizó Fher, vocalista principal de la exitosa agrupación musical.

Por Rossy Bedoya, Reportera

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com