editor@latinonewspaper.net | 24-Sep-2021 07:40:05 am

HOLANDA, EL EQUIPO QUE SIEMPRE SE QUEDA A LAS PUERTAS DE LA GLORIA

Escrito el 18 Jul 2014
Comment: Off
"El fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan once contra once... y Holanda se queda a un paso del triunfo".
Esta libre adaptación de la frase del exjugador inglés Gary Lineker -quien definió el fútbol como "un deporte que inventaron los ingleses, juegan once contra once, y siempre gana Alemania"- se puede aplicar tras la derrota de Holanda ante Argentina este miércoles en la segunda semifinal del Mundial de Brasil 2014.
La selección holandesa es el segundo equipo que más finales mundialistas ha perdido, tres (solo superada por Alemania con cuatro) y uno de los equipos que pertenecen a la categoría de grandes que no tiene en sus vitrinas ninguna copa mundial. Apenas se puede consolar con una Eurocopa, la de 1988 que se disputó en Alemania.
Se puede decir que el hecho de que un país pequeño, de apenas 17 millones de habitantes, haya perdido tres finales implica el mérito de haberlas alcanzado.
La primera gran decepción futbolística de Holanda llegó en 1974, cuando la Oranje cayó en la final por 2-1 ante Alemania Occidental, país organizador del Mundial.
Era la Holanda de Johan Cruyff, la recién bautizada "naranja mecánica", la selección que jugaba un "fútbol total".
Esta admirada selección tuvo su origen en el Ajax de Ámsterdam, equipo dirigido por Rinus Michels que se alzó con tres Copas de Europa -la actual Liga de Campeones- consecutivas: 1971, 1972 y 1973. Ahí nació el concepto de "naranja mécanica", por el color de la vestimenta, por el estilo de juego de ataque.
Con la siguiente derrota en una final mundialista, en 1978, la selección holandesa recibió otro sobrenombre: "eterno subcampeón".
En aquel Mundial también se vio las caras en el partido definitivo con la selección anfitriona, Argentina. Y perdió 1-1 enmudeció al Monumental de Buenos Aires- lo cierto es que Holanda cayó en la prórroga por 3-1.
Tendrían que pasar 32 años desde la final de Argentina para que Holanda alcanzara el último partido de un Mundial de fútbol y fue en Sudáfrica 2010.
Los holandeses tuvieron frente a sí a la España de Vicente del Bosque que venía de ganar la Eurocopa de Suiza y Austria 2008, el único gol del partido, marcado por Andrés Iniesta en la prórroga y acabó una vez más con el sueño holandés.
Cada derrota y cada decepción pertenece a distintas épocas. Los adversarios han sido conjuntos diferentes y se han dado circunstancias diversas. Pero hay un denominador común, la sensación que le queda al equipo de "merecer algo más".

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com