editor@latinonewspaper.net | 26-Jan-2021 07:47:34 pm

Inmigrantes saldrán a las calles en 50 ciudades para pedirle a Trump que no active su política de deportaciones

Escrito el 13 Ene 2017
Comment: Off
Alarmados por las amenazas de campaña, activistas, sindicalistas e inmigrantes saldrán a las calles este sábado para pedirle al presidente electo Donald Trump que no cancele las ordenes ejecutivas migratorias del presidente Barack Obama, que no cumpla su promesa de deportaciones masivas y que garantice el respeto de los derechos de millones de indocumentados, sobre todo de padres de ciudadanos estadounidenses.

Las protestas se llevarán a cabo en 50 ciudades de 20 estados, confirmaron los organizadores.

“Vamos a dejarle saber al presidente electo Trump que nuestra comunidad no esta sola, que estamos unidos y que esperamos que, cuando asuma el 20 de enero, gobernará para todos y no solo para algunos”, dijo a Univision Ben Monterroso, director ejecutivo de Mi Familia Vota, una de los grupos organizadores de la jornada.

“Nos preocupan las amenazas de campaña, sobre todo aquella de deportar a millones de indocumentados. Muchos de ellos son padres de niños ciudadanos estadounidenses que pueden quedarse abandonados”, precisó el activista.

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés) estima que en el país hay alrededor de cinco millones de niños nacidos en Estados Unidos con uno o dos padres indocumentados.

“Queremos que Trump nos vea, que sepa que aquí estamos, que no somos invisibles y que también estamos ayudando a construir nuestro país para que sea grande”, dijo Monterroso.

Qué advirtió Trump


Trump prometió durante su campaña que deportará hasta tres millones de indocumentados con antecedentes criminales, construirá un muro a lo largo de la frontera con México y, el resto de indocumentados, deberá salir del país, gestionar una visa y regresar legalmente.

También advirtió que cancelará las órdenes ejecutivas migratorias de Obama, entre ellas la Acción Diferida de 2012 (DACA).

Lo que olvidó decir fue que los indocumentados que salgan en busca de una visa, al momento de poner un pie fuera de Estados Unidos les caerá encima la Ley del Castigo que sanciona hasta con 10 años en el exterior antes de tramitar un perdón. Tampoco advirtió que la estadía indocumentada se encuentra en la lista de inadmisibilidad para pedir una visa de inmigrante.

No todos somos malos


“Le haremos un llamado al presidente electo para que proteja los derechos de nuestra comunidad”, dijo Cristina Jiménez, directora ejecutiva de United We Dream en Nueva York. “Que no se mueva con sus deportaciones masivas”.

En Washington DC, Juan Escalante, un activista dreamer de America´s Voice, dijo que durante las protestas “vamos a decirle al nuevo presidente y a su gobierno que no todos los inmigrantes somos malos, y que si estamos aquí es para hacer una mejor vida para nosotros y para Estados Unidos”.

Escalante dijo además que, “le reiteraremos que no haga nada con DACA, que no lo cancele, y que tampoco utilice la información que le dimos al gobierno para deportarnos”.

La semana pasada el jefe de la seguridad nacional saliente, Jeh Johnson, le envió una carta a los miembros de ambas cámaras del Congreso para recordarles que el gobierno federal se comprometió con unos 750,000 dreamers a no usar los datos de identificación para otros fines que no sean los de su inscripción en DACA. Y que “la palabra del gobierno debe ser respetada”.

DACA, en vigor desde el 15 de diciembre de 2012, protege de la deportación y concede un permiso de trabajo renovable cada dos años.

No será la primera vez


Algunos políticos también participarán en las marchas. “Yo no voy a asistir a la envestidura pero iré a la marcha de Washington DC este sábado”, dijo el congresista Luis Gutiérrez (demócrata por Illinois). “Cuando (el presidente electo) Donald Trump dice que los mexicanos son asesinos, que vienen a vender drogas y a destruir este país, yo no puedo borrar eso de mi memoria”, indicó.

Gutiérrez dijo que, además de políticos y activistas pro inmigrantes, en las protestas participarán “maestros, sindicalistas, grupos defensores del medio ambiente y toda la comunidad que cree en la justicia y en un momento más justo en nuestro país”.

Las organizaciones añadieron que esta será la primera movilización masiva, y anunciaron más eventos una vez Trump tome posesión el 20 de enero y se convierta en el 45 Presidente de Estados Unidos.

“Estamos tristes”


“El objetivo de esta movilización nacional es mandar un mensaje a la nueva administración que estamos fuertemente comprometidos por los derechos de los inmigrantes y refugiados, y para defender el progreso logrado en todos estos años”, reiteró Cristina Neumann Ortiz, de la organización Voces de la Frontera, en Wisconsin.

“Estamos tristes porque siguen separando familias y dejando niños huérfanos por una ley que los políticos no quieren arreglar”, dijo Monterroso. “Quisiera pensar que todo lo que se dijo en la campaña no será ejecutado. Nada me gustaría más que haya sido una retorica, pero nos debemos prepararnos para lo peor y esperando lo mejor”.

El activista agregó que Trump sigue hablando del muro, sigue siendo retórico. Tenemos que tomarlo en serio. Por eso marcharemos este sábado”, concluyó.
Univision

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com