INMINENTE RETORNO DEL DEBATE SOBRE LA ENMIENDA 14

Ultraconservadores quieren quitar ciudadanía a hijos de indocumentados

La vida para la inmigrante Margarita T. no ha sido fácil en los últimos 11 años en el sur de Florida. Ella y su esposo, un trabajador agrícola, tienen dos hijos ciudadanos estadounidenses y se esfuerzan a diario para que los pequeños sigan estudiando y, algún día, vayan a la universidad. Pero la derrota demócrata en las elecciones del pasado 2 de noviembre trajo consigo una advertencia: el regreso del debate de la Enmienda 14 de la Constitución que, de ser modificada, quitaría la ciudadanía cientos de miles de estadounidenses hijos de padres indocumentados.
"Imagínese usted, sería terrible. Tendríamos que irnos del país donde nacieron mis hijos", comentó Margarita T. "Lo intentaron a mitad de año y no lo consiguieron. Pero ahora tienen la mayoría en la Cámara (de Representantes) y nada quita que lo vuelvan a discutir y aprobar en 2011", agregó.
En noviembre de 2008 los demócratas retuvieron el control de la Cámara de Representantes con 255 asientos frente a 178 republicanos. Pero dos años más tarde los republicanos consiguieron 239 curules frente a 183 demócratas, victoria que le significó un duro revés a la administración del presidente Barack Obama, el primer afroamericano en conquistar la Casa Blanca.
El ala dura
Pese a estar en minoría, un sector de la oposición sometió a debate la Enmienda 14, tema que para algunos expertos es difícil y desvía la atención
Reportes elaborados por organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos el Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y The Urban Institute, revelan que en Estados Unidos viven entre 4 y 5 millones de niños ciudadanos estadounidenses hijos de inmigrantes indocumentados.
"Quitar la nacionalidad a los hijos de los inmigrantes no sólo afecta a éstos (los extranjeros), sino a los niños americanos", afirmó recientemente Michele Waslin, del Immigration Policy Center (IPC), durante una conferencia telefónica en la que también participaron varios expertos para debatir sobre la historia, pormenores y ramificaciones de impugnar la Enmienda 14 vigente desde 1868.
La misma garantiza la ciudadanía a "todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos", agregó Waslin.
Pero el ala dura del Partido Republicano piensa de manera diferente. En julio, varios dirigentes, como el senador Mitch McConnell (Kentucky), pidió llevar a cabo audiencias sobre el tema en el Congreso, y Jon Kyl (Arizona), que en años anteriores favoreció iniciativas para incrementar las redadas y las deportaciones de indocumentados, catalogó de "carga pública" a los hijos de indocumentados nacidos en territorio estadounidense. sobre un asunto de mayor importancia, como la reforma migratoria.

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com