editor@latinonewspaper.net | 23-Oct-2021 03:58:45 pm

La diabetes tipo 2 se dispara entre los jóvenes latinos y negros

Recomiendan empezar antes las pruebas de detección

Escrito el 25 Ago 2021
Comment: Off

La diabetes tipo 2 se dispara entre los jóvenes latinos y negros


Recomiendan empezar antes las pruebas de detección


Autoridades sanitarias publican nuevas pautas que establecen análisis tempranos, a los 35 años en lugar de los 40, para personas con sobrepeso. Se estima que una de las causas es el aumento en las tasas de obesidad infantil.

Las personas con sobrepeso y obesidad en Estados Unidos deben comenzar a hacerse las pruebas de detección de diabetes antes, a los 35 años en lugar de a los 40, según las nuevas pautas de salud publicadas por autoridades de la salud.

Los especialistas dan esta recomendación en particular para los latinos, como así también indios estadounidenses, negros y otros grupos que tienen tasas de diabetes desproporcionadamente altas.

Los más afectados son los jóvenes de estas minorías: la cantidad de casos de diabetes tipo 2 se han disparado entre ellos en los últimos 20 años.

Las nuevas pautas para la detección temprana de la diabetes fueron establecidas por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE.UU., un grupo asesor del Gobierno federal, y actualizan las últimas recomendaciones dadas en 2015.

La prueba de diabetes, a los 35 años

Los especialistas recomiendan hacer las pruebas de detección antes debido a las crecientes tasas de obesidad y sobrepeso, tres de cada cuatro adultos en el país, y diabetes tipo 2. Además, se ha demostrado en diversos estudios los beneficios para la salud de aplicar métodos de prevención y tratamiento temprano para estas condiciones.

La detección consiste en análisis de sangre para medir los niveles de azúcar y, a veces, implica beber primero una bebida azucarada.

La nueva guía recomienda realizar pruebas de detección hasta los 70 años y sugiere que las personas cuyos resultados sean normales podrían hacer controles cada tres años.

La Asociación Estadounidense de Diabetes, por su parte, indica que los adultos con sobrepeso u obesidad de cualquier edad deben someterse a los análisis ya que esta condición aumenta las posibilidades de desarrollar diabetes.

Más casos entre niños y jóvenes 

De 2001 a 2017, aumentó en un 45% la cantidad de personas menores de 20 años que viven con diabetes tipo 1 y en un 95% las que padecen diabetes tipo 2, según una investigación publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en JAMA.

Pero las condiciones afectan de distinta manera a los grupos raciales y étnicos.

La proporción estimada de jóvenes de 10 a 19 años que viven con diabetes tipo 2, más común en las minorías raciales y étnicas, aumentó de 34 cada 100,000 en 2001 a 67 cada 100,000 en 2017.

Esta afección afecta la capacidad del cuerpo para usar la insulina para regular el azúcar en la sangre, lo que genera niveles altos que pueden causar problemas cardíacos, daño a los órganos del cuerpo y ceguera.

La jefa de la Subdivisión de Vigilancia, Epidemiología, Economía y Estadísticas explica que los jóvenes tienen "más probabilidades de desarrollar complicaciones de la diabetes a una edad más temprana y tienen un mayor riesgo de muerte prematura".

La diabetes tipo 1, en tanto, sigue siendo más común entre los jóvenes blancos, destaca el informe.

Cómo prevenir la condición 

En Estados Unidos, 34.2 millones de personas, algo más de 1 de cada 10, tienen diabetes, destacaron los CDC. Entre los adultos mayores de 18 años en el país, el 14% ya tiene diabetes diagnosticada y el 33% tiene prediabetes. La prediabetes significa niveles de azúcar en sangre más altos de lo normal que pueden conducir a una diabetes propiamente dicha.

La nueva guía publicada indica que hay evidencia de que seguir una dieta y realizar actividad física pueden prevenir o retrasar la diabetes en adultos con prediabetes.

Se ha demostrado además que el medicamento para la diabetes metformina hace lo mismo, pero no ha sido aprobado para utilizarlo con ese fin, señala el equipo de especialistas. El medicamento no está exento de riesgos y algunos médicos se oponen a su uso, señalando que dos tercios de las personas con prediabetes nunca desarrollan la enfermedad.

Pocos adultos estadounidenses con prediabetes son referidos a programas de prevención de la diabetes o de pérdida de peso que podrían ayudarlos a evitar la condición y sus complicaciones.

Se necesita una gama más amplia de programas de prevención eficaces que estén cubiertos por un seguro médico y sean accesibles para las personas que más los necesitan.

 

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com