editor@latinonewspaper.net | 21-Oct-2021 04:33:00 pm

La dosis de refuerzo contra el COVID-19  genera críticas 

Critican la falta de vacunas de refuerzo para otros países

Escrito el 20 Ago 2021
Comment: Off

La dosis de refuerzo contra el COVID-19  genera críticas


El anuncio realizado el miércoles por las autoridades sanitarias federales de que a partir de septiembre se administrará una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 a las personas ya inmunizadas en Estados Unidos ha suscitado críticas por el temor de que los países más pobres sigan sin estar preparados para luchar contra la pandemia de coronavirus.

El plan del Gobierno de Joe Biden ha sido rechazado enérgicamente como "inmoral" y "desmedido" por funcionarios, científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y expertos internacionales en salud pública.

"Estamos planeando repartir chalecos salvavidas adicionales a personas que ya tienen chalecos salvavidas, mientras dejamos que otras personas se ahoguen sin un solo chaleco salvavidas", lamentó Michael Ryan, jefe de emergencias de la OMS.

El director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió la semana pasada una moratoria mundial de las vacunas de refuerzo contra el COVID-19 hasta, al menos, finales de septiembre, para poder reorientar los suministros de vacunas e inmunizar a al menos el 10% de la población de cada país.

Cerca de la mitad de la población estadounidense está totalmente vacunada, mientras que en el resto del mundo sólo el 24% de media están protegidos, y en los países más pobres únicamente un 1% ha recibido al menos una dosis.

"Es inconcebible que empresas productoras de la vacuna estén reportando ganancias récord y que algunos países estén ofreciendo refuerzos, mientras que tantas personas siguen desprotegidas", tuiteó un usuario llamado Adhanom Ghebreyesus el martes. "Nadie está a salvo hasta que todo el mundo esté a salvo", agregó.

Biden aseguró el jueves que tanto él como su esposa Jill recibirán la tercera dosis en cuanto sean elegibles para recibirla. Ambos fueron inmunizados en diciembre de 2020.

Matshidiso Moeti, directora regional de África para la OMS, expresó el jueves su preocupación por el hecho de que las disparidades de vacunación entre los países más ricos y los más pobres no hagan más que empeorar, y dijo a los periodistas que, "a medida que algunos países más ricos acaparan vacunas, se burlan de la equidad de las vacunas."

Sin embargo, las autoridades sanitarias estadounidenses creen que es necesario actuar ya, independientemente del grupo de edad.

Dado que la variante delta, altamente transmisible, ha provocado un aumento de casos en todo el país y los estudios demuestran que la eficacia de las vacunas disminuye con el paso del tiempo, las dosis de refuerzo "serán necesarias para maximizar la protección inducida por la vacuna y prolongar su durabilidad", dijeron los funcionarios.

Estados Unidos, añadieron, todavía tiene la capacidad de ayudar a otras naciones aumentando los suministros y "ampliando los más de 600 millones de dosis que ya nos hemos comprometido a donar a nivel mundial".

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), Rochelle Walensky, se refirió a las críticas por la desigualdad con países desfavorecidos.

"No creo que esto sea una elección en términos de si tenemos que elegir una u otra [cosa]. Vamos a hacer las dos cosas y hemos estado haciendo las dos cosas", dijo Walensky. El Gobierno, dijo, prevé administrar 100 millones de vacunas de refuerzo para finales de año, mientras distribuye otros 200 millones en todo el mundo.

Aunque algunos expertos en salud pública afirman que probablemente se justifique una vacuna de refuerzo contra el COVID-19 en algún momento, puede ser demasiado pronto para empezar a aplicarlas para todas las personas sin conocer plenamente su eficacia.

"Ciertamente, en el caso de las personas inmunodeprimidas, tiene sentido darles refuerzos porque no necesariamente pueden responder a la estructura de dosificación adecuada", dijo Eleanor Murray, epidemióloga y profesora adjunta de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston.

"Pero los datos no están del todo claros en cuanto a la disminución de la inmunidad que podríamos esperar en las personas, y es posible que los cambios en la eficacia de la vacuna tengan que ver con los cambios en el comportamiento de las personas", aseguró.

"Cuando el COVID-19 no se controla y se deja que se extienda por las poblaciones, tiene consecuencias devastadoras como vimos en la India", dijo en un correo electrónico el doctor Madhukar Pai, catedrático de Epidemiología y Salud Mundial de la Universidad McGill de Montreal.

"Así que, cuando las vacunas no estén ampliamente disponibles, veremos cada vez más países con brotes incontrolados y nuevas variantes emergentes. Esto mantendrá la pandemia de Covid-19 durante años", apuntó.

 

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com